Inicio > Críticas de cine > “Lincoln”: Un caballo de batalla contenido

“Lincoln”: Un caballo de batalla contenido

Escrito por el 22.01.13 a las 15:09

A “Lincoln” le sobra discurso y metraje, y le falta fuerza y sentimiento. La película de Steven Spielberg es patriótica y denunciatoria, pero resulta algo confusa y farragosa. Daniel Day-Lewis tiene muchas papeletas para ganar su tercer Oscar.

Steven Spielberg viaja a la Guerra de Secesión para hablar con el presidente Lincoln del tortuoso camino hacia la aprobación de la Decimotercera Enmienda que debe abolir la esclavitud. Es una visita a una democracia que daba sus primeros balbuceos, y no tiene más remedio que descender a las cloacas de la política, a la vez que ensalza la figura de un estadista que supo que el camino más corto no siempre es la línea recta. En “Lincoln” (ver tráiler y escenas) asistimos a las guerras internas del partido republicano entre liberales y conservadores, y a la lucha por un puñado de votos demócratas que hiciesen prosperar la Enmienda, pero en ningún caso a la guerra de unionistas y confederados, cuyo término amenazaba con obstaculizar la pretendida igualdad entre blancos y negros. “Lincoln” es una de las favoritas para los Oscar, como lo fue para los Globos de Oro, aunque allí saliera por la puerta de atrás. Y su protagonista, Daniel Day-Lewis tiene muchas papeletas para ganar su tercera estatuilla de la Academia.

Los aires de libertad, igualdad y fraternidad se ven salpicados por la compra de votos o los prejuicios racistas. No todo es oro lo que reluce en el país de la democracia, y Lincoln se ve obligado a hacer de gallego para no comprometer su palabra ni frenar el apoyo a la Enmienda, para contentar a su enérgica mujer y a su patriótico hijo. También Stevens tiene que hacer de tripas corazón y desdecirse de su cacareada igualdad natural entre las razas para conformarse con la legal. Otros demuestran menos convicciones y sí mucho temor, y se anuncian las corruptelas e intereses personales que acompañarán a la clase política el resto de sus días. La película de Spielberg respira una de cal —patriótica— y otra de arena —denunciatoria—, pero lo hace de manera algo confusa y farragosa, y solo se aclara a fuerza de repetir una y otra vez las razones de cada cual. Por eso, el galimatías y la perorata política lastran la narración y le restan fluidez, haciendo que la cinta resulte pesada.

Tampoco resulta fácil respirar plácidamente ni descubrir emociones a flor de piel, pues prevalece la visión estratégica y la declaración de intenciones sobre la faceta más humana y familiar. Lincoln queda retratado como un ser noble e inteligente, recto y con aguante para soportar las embestidas de sus rivales, siempre con una anécdota que diese luz didáctica y magisterial a las disquisiciones más espinosas. Day-Lewis le presta con acierto su perfil y flema conciliadora, su andar torpe y encorvado, su firmeza en las convicciones y mirada franca, al tiempo que se nos presenta con contención y adornado por un cuidado trabajo de maquillaje. También Tommy Lee Jones da gravedad y personalidad a su personaje, convertido en una avanzadilla del pensamiento más liberal. Pero lo más destacable del filme es su ambientación y trabajo artístico, su fotografía añeja y cargada de sombras y de melancolía —gran Janusz Kaminski, su capacidad para transportarnos a otra época y entender que la política no ha cambiado tanto, aunque ya no haya estrategas de la altura moral de Lincoln.

A “Lincoln” le sobra discurso y metraje, y le falta fuerza y sentimiento. El presidente de la Decimotercera Enmienda sería más amado si se le hubiera permitido transmitir más humanidad, si su rostro ajado se hubiera conmovido algo más —sin excesos— ante las injusticias y sufrimientos ajenos. Ciertamente, consigue ofrecernos un perfil contenido y ecuánime del político que es capaz de sobrevivir a las embestidas de unos y otros, pero permanece al margen de esas cloacas de la política, como si no fueran con él y todo valiera con tal de conseguir su ansiado objetivo. No sabemos si el patriotismo de Spielberg le habrá frenado en su biopic, pero sí que la cinta hubiera ganado si le hubiera imprimido más brío y pasión, si fuera menos cine mainstream, si hubiera dejado que el “War horse (Caballo de batalla)” (2011) se hubiera desbocado un poco más.

Calificación: 7/10

Imágenes de “Lincoln”, película distribuida en España por Hispano Foxfilm © 2012 Twentieth Century Fox, DreamWorks Pictures, Amblin Entertainment, Reliance Entertainment, Kennedy/Marshall Company y Participant Media. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1 - zemequi - 19:07 - 22.01.13

vamos que es un ladrillo hablando en plata.




   "Los Boxtrolls": Este lado hacia arriba
   "[Rec]4 Apocalipsis": Residente vil
   "Drácula: La leyenda jamás contada". Dientes r...
   "Cuando despierta la bestia": No es una pregunta
   "El chico del millón de dólares": Mira aquí un...
   "Drácula: La leyenda jamás contada". X-Men: Or...
   "El juez": Pendiente de veredicto
   "The equalizer: El protector". El trillado jus...
   "The equalizer: El protector". La rifa de Denzel
   "Perdida": El hallazgo de David Fincher
   "Ninja Turtles": Comida rápida
   "Las últimas horas": Deprisa, deprisa
Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


 
Mapa del sitio Más secciones Archivo de películas Facebook  Twitter  Google+  RSS
Nube de tags:  los boxtrolls | rec 4 apocalipsis | dracula | ninja turtles | relatos salvajes | torrente 5 | el juez | the equalizer | perdida | annabelle

© LABUTACA.NET - Avda. Jacarandas, 2, 722 - 46100 Burjassot, Valencia, España - Telf.: 96 375 58 22 - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.