Síguenos

«Lo imposible»: Un tsunami de emociones

Críticas

«Lo imposible»: Un tsunami de emociones

En «Lo imposible», J.A. Bayona rueda con maestría la tragedia y hace que el espectador sintonice con esa familia que deja alma y cuerpo a jirones. El problema es que la empatía conseguida se desmadra entre excesos en la segunda parte.

En diciembre de 2004 un tsunami asolaba las costas del sudeste asiático, y para muchos se convertía en una experiencia trágica e inolvidable. En «Lo imposible» (ver tráiler y escenas), Juan Antonio Bayona sigue la pista a una de esas familias, azotada y desmembrada por la catástrofe pero que logró sobrevivir gracias a que no perdieron de vista que se necesitaban unos a otros para salir adelante. La vida de María pende de un hilo tras las heridas sufridas y solo cuenta con la compañía de su hijo Lucas, pues su esposo Henry y sus dos hijos pequeños se han perdido con el maremoto. En medio del caos y del dolor, son muchas las familias rotas y las personas desaparecidas, pero en ese Apocalipsis no falta la solidaridad y el sentido de humanidad, y la búsqueda desesperada se convierte en un encuentro gozoso. De este modo, podemos ver cómo el cataclismo natural se transforma en un vendaval interior, donde las situaciones límite y las emociones se suceden para sacar lo mejor de cada uno.

El director de «El orfanato» (2007) se abona al cine de catástrofes más comercial y espectacular, con una película de factura impecable que comienza de manera arrolladora con la recreación del desastre, para diluirse poco a poco entre los abrazos y lágrimas de quienes atisban el final feliz en el horizonte. Bayona rueda con maestría la tragedia y sus efectos especiales hacen que el espectador sintonice con esa familia que deja alma y cuerpo a jirones. Se permite algún que otro respiro a tanta agitación devastadora para que la cámara mire con ternura, por ejemplo, a un niño rubito rescatado entre los escombros, pero nuevamente torna al crudo realismo de otro espectáculo, en este caso humano, cuando se pasea por hospitales atestados y refugios improvisados. Hay acción y búsqueda, pero también una mirada interior que atiende al valor de cada persona y a la necesidad de ayudar a quien lo necesita.

El problema es que la empatía conseguida al inicio por pericia técnica se desmadra entre excesos en la segunda parte, cuando una música subrayada conduce al sentimiento sin remisión, los ralentís —realistas u oníricos— inciden innecesariamente en el carácter heroico de los protagonistas y el guion se regodea en momentos de familia hasta derivar hacia un suspense impostado —jugando con la muerte— o alargar las emociones de manera facilona y manipuladora. El camino elegido por Bayona es eficaz y muchos espectadores lo recibirán con entusiasmo, porque les hará llorar y porque termina bien —la historia es real y su final es conocido desde el inicio—, porque la familia permanece unida frente a la adversidad —no está de más ver en el tsunami un símbolo de nuestro tiempo— y esos niños habrán asistido a la mejor escuela de la vida. Sin embargo todo indica que, de nuevo, el director ha tomado la senda del artificio y del engaño, y que el tiempo se puede llevar este título sin que pase a la historia del cine.

Hay que agradecer a Naomi Watts y Ewan McGregor su derroche físico e interpretativo, lo mismo que a los responsables del extraordinario sonido o de una producción que da un aire de verdad a lo que realmente sucedió hace ocho años. Más deficiente resulta un guion que prescinde —voluntariamente— de referencias al pasado de los personajes dejándolos con lo puesto, un montaje que se olvida del recurso que el cine ofrece para contar tramas en paralelo o una dirección de actores insatisfactoria cuando se trata del trabajo con los niños. Por otra parte, Bayona demuestra oficio con la cámara al conseguir intensidad dramática con la planificación o con unos travellings ascendentes que contemplan el desastre presente y el renacer futuro. En definitiva, con «Lo imposible» habremos hecho nuestra travesía de dolor, aunque convenientemente reconfortados por las emociones a flor de piel y por una esperanzadora ola familiar y solidaria.

Calificación: 6/10


Imágenes de «Lo imposible», película distribuida por Warner Bros. Pictures International España © 2012 Telecinco Cinema y Apaches Entertainment. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir