Síguenos

«Lobos de Arga»: Un aullido por la salvación

Críticas

«Lobos de Arga»: Un aullido por la salvación

Una propuesta pretendidamente gruesa y dirigida a la diversión del público, sin mayores pretensiones. No descubre nada, pero permite pasar un rato distraído con algunos buenos momentos de comedia bruta y negra con un fondo sobrenatural.

Mientras una poderosa corriente de jóvenes cineastas españoles adscritos al terror toman la factura hollywoodiense o el toque Amblin como referentes tutelares, “Lobos de Arga” (ver tráiler) se revela como una réplica hacia esa tendencia, cargada del desparpajo que ya comenzaban a necesitar tantas ambiciones. El resultado, como ha sucedido recientemente con otras producciones que incorporan rostros televisivos, podrá ser tachado de prolongación de humor chanante, cosa que tiene en poca medida. Pues Juan Martínez Moreno, director asociado al thriller desde muy variados enfoques, apuesta por un juego de escapismos, encerronas y tensiones que hallan en la comedia brusca, bruta y negra los respiros entre tanto golpe sobrenatural y desmembramiento.

Al igual que los protagonistas están atrapados en Arga, un pueblecito de Galicia, en la película de Moreno se dan codazos tonos dramáticos que rozan todos los palos: el misterio familiar, que ironiza sobre los melodramas tan presentes en producciones de terror racional —“La herencia Valdemar” (José Luis Alemán, 2009), sin ir más lejos—, la claustrofobia del escenario teatral y reducido —“Agnosia” (Eugenio Mira, 2010)—, amén de los estereotipos de héroes, perros y monstruos enfrentados en bandos luminosos y oscuros. Los protagonistas que se enfrentan a esos lobos de Arga se mueven entre el egoísmo más puro y la simple llamada de la supervivencia, mientras los licántropos rompen la anatomía habitual de la criatura con detalles tan coloristas como ese alzacuello que se mantiene en el hombre lobo-sacerdote, en la estela de un Hulk lupino.

La estructura del relato es, por tanto, pretendidamente gruesa y dirigida a la diversión de la platea; el reflejo opuesto, sin pretensiones, del realismo de “El bosque del lobo” (Pedro Olea, 1971) y el impostado suspense de un “Romasanta: La caza de la bestia” (Paco Plaza, 2003). Gorka Otxoa, y especialmente Secun de la Rosa y Carlos Areces, conforman un trío cómico de altura, apoyado por estupendos secundarios y un apartado de efectos especiales bastante decente, y aunque la película no descubre nada —y sketches celebrados como ése que implica a un dedo y un perro vienen de atrás: “Kiss kiss, bang bang” (Shane Black, 2005)— permite un parpadeo relajado entre la severidad dominante en el terror patrio.

Calificación: 6/10


Imágenes de “Lobos de Arga”, película distribuida en España por Vértice Cine © 2011 Telespan 2000 y Vaca Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir