Síguenos

«LOL (Laughing out loud)®»: Generación Messenger

Críticas

«LOL (Laughing out loud)®»: Generación Messenger

Pese a lo edulcorado de algunos pasajes, la de Azuelos es una nada desdeñable descripción del universo adolescente. Retrato vívido de la Generación Messenger que funciona, en parte, gracias al buen hacer de la bellísima Sophie Marceau.

En el título reconocemos las siglas representativas de un estadio de la comunicación, el lenguaje sintetizado, fugaz de una generación que no tiene un solo segundo que perder, que vive más deprisa que su antecesora y, por tanto, encuentra inevitable conflicto con la misma. Lola (Christa Theret) pertenece a esa Generación Messenger y alcanza el punto más crítico de la adolescencia cuando su madre Anne (Sophie Marceau) alcanza el punto crítico de su madurez, afrontando la crisis de los 40 incapaz de rehacer su vida tras el divorcio, misión casi tan imposible como entender a su hija. «LOL (Laughing out loud)®» no trata tanto de la incomunicación sino de la difícil, primero, pero hermosamente posible, después, conciliación entre las partes. Es decir, un relato del todo optimista de parte de Lisa Azuelos, que apenas disimula el cariz autobiográfico al tiempo que redirige su relato al común de los mortales implicados, de un lado o de otro, en el sempiterno conflicto generacional.

Ampliar imagen

«LOL (Laughing out loud)®» desprende una mirada por momentos excesivamente amable a ese conflicto, por momentos pecante de cierta autoindulgencia, pero nunca renunciante a explorarlo desde la comedia desinhibida. Su humor se instala en cierto espíritu gamberro y brilla con especial lustre en aquellas ocasiones en las que los diálogos, también firmados por Azuelos, son el arma arrojadiza que evidencia la inmadurez de adultos y adolescentes en cada disputa por ceder o ganar más libertad para una desordenada vida personal (la resaca tras la fiesta). Por supuesto, tiene que ver en su óptimo funcionamiento tanto el buen hacer de Christa Theret como de una bellísima Sophie Marceau, disfrutando de una envidiable madurez interpretativa, creíble como madre desbordada en la educación de su hija, desbordada asimismo en el terreno personal.

Ampliar imagen

Pese a lo edulcorado de algunos pasajes, pese a tratarse de una historia evidentemente firmada por una madre y dirigida a madres e hijas, la película de Lisa Azuelos es una nada desdeñable descripción del universo adolescente. El instituto como contexto es aquí descargado de tragedia, un reverso más amable del de «La belle personne», de Christophe Honoré, mientras que un acto tan primordial en el subgénero como supone el descubrimiento y lectura clandestina del diario de una hija por su madre, aquí sí recuerda en sus consecuencias dramáticas a la reciente y estupenda «El primer día del resto de tu vida». Fiestas, experimentación sexual y drogas, los primeros amores e infidelidades se reparten en un relato que visualmente podría secundar los hallazgos visuales de la cinta de Rémi Bezançon, desde el recurso visual como parodia proclamada (la cámara lenta, en la apertura) a la presencia en pantalla de ventanas e iconos de Messenger. Quizás el más marcado sello de identidad de los miembros de una generación. Aquellos que desesperan cuando esa persona les rechaza a través del servicio de mensajería instantánea. Los mismos incapaces de desnudar sus sentimientos en una ventana de conversación.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Imagen promocional y fotograma de «LOL (Laughing out loud)®» – Copyright © 2008 Pathé Production, Bethsabée Mucho, TF1 Films Production y M6 Films. Fotos por David Koskas. Distribuida en España por Alta Classics. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir