Síguenos

«Lorax: En busca de la trúfula perdida». Niño, eso no se tala

Críticas

«Lorax: En busca de la trúfula perdida». Niño, eso no se tala

Otra obra del popular Dr. Seuss se convierte en largometraje de animación con un resultado que entretendrá a los más pequeños con su aluvión de colorines, al tiempo que aprenden la importancia de cuidar el planeta. Pero a los adultos, en fin… 

Ted (voz de Zac Efron en la versión original) está coladito por Audrey (Taylor Swift). Haría cualquier cosa para conseguirla. Y ella quiere un árbol. Pues nada, a ello. Chris Renaud dirige “Lorax: En busca de la trúfula perdida” (ver tráiler y escenas), regreso a nuestra cartelera de Illumination Entertainment tras el éxito de la anterior “Gru: Mi villano favorito” (2010). Aquella entretenía de un modo bastante dinámico aunque sin florituras ─veremos cómo funciona la secuela─, sin duda bastante más que esta nueva adaptación de la obra de Theodor Geisel, más conocido como Dr. Seuss, tótem inamovible de la cultura popular americana ─estatus subrayado por su fantástica entrada en la taquilla USA─ que por aquí no goza de una excesiva notoriedad. Y esta película no va a cambiar su situación en nuestro imaginario colectivo.

«Los estudios demuestran que si metes algo en una botella de plástico, la gente lo compra». Eso sí, como suele suceder en estos casos, buena parte del interés de la propuesta debe valorarse enfocada como un producto para entretener y aleccionar de un modo alegre y didáctico a los más pequeños. Aquí la diversión es más infantil que familiar, y los reyes de la casa lo van a pasar bien ajenos a consideraciones mayores, porque lo que se ofrece son algo menos de noventa minutos de colorines, personajillos adorables, un puñado de pasajes musicales y, lo más importante de todo, un contundente mensaje a favor de la defensa de la naturaleza y de la importancia de cada gesto a la hora de apoyar la salud de nuestro planeta. Ahora bien, para papá y mamá, la cosa cambia.

Porque la propuesta es bastante aburrida en su discurrir, no tan sólo por su tono sino por lo errático de una narrativa reiterativa y no especialmente amena, en un conjunto que bajo la capa de estridencia general no tiene mucho que ofrecer a ojos de un adulto, ni siquiera en términos de calidad de la animación. Eso sí, uno puede dejarse llevar por los puntuales arrebatos de lisergia de la historia, por la contundente y sana bestialidad anticapitalista de una de las ─afortunadamente escasas─ canciones que salpican la trama, y por el esforzado doblaje de Lorax por parte de Danny DeVito ─aporta su registro a las versiones inglesa, castellana, latina, italiana, rusa y alemana─, que por mucho que lo pretenda no puede ocultar que no entiende prácticamente nada de lo que está recitando. Poco más. Aunque sólo por ver disfrutar a los chavales, vale la pena.

Calificación: 5/10


Imágenes de “Lorax: En busca de la trúfula perdida”, película distribuida en España por Universal Pictures International Spain © 2012 Universal Pictures e Illumination Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Lo más leído

Subir