Síguenos

«Los extraños»: Aburridísima mezcla de cine independiente y de terror

Críticas

«Los extraños»: Aburridísima mezcla de cine independiente y de terror

No me cabe la menor duda de que los responsables de «Los extraños» no esperaban que esta película se fuera a convertir en uno de los inesperados éxitos de taquilla de la primavera estadounidense. De hecho, en un principio iba a estrenarse durante el verano de 2007, si bien llegó a las salas de cine casi un año después, una buena prueba de la escasa confianza que tenía su distribuidora en una cinta que costó entre 9 y 10 millones de dólares (sin embargo, sus recaudaciones en Norteamérica fueron superiores a los 50 millones, una cifra estupenda si tenemos en cuenta que aún tiene que comercializarse en la mayoría del mercado internacional y luego ponerse a la venta su correspondiente DVD; en definitiva, los beneficios que reportará el filme serán considerables, de ahí que ya se esté hablando de sacar adelante una posible y, bajo mi punto de vista, innecesaria secuela).

Ampliar foto

Veamos, la película comienza con Kristen y James yendo en coche hasta una casa que es propiedad de la familia del segundo; antes, por cierto, se nos avisa de que lo que vamos a ver está basado en hechos reales, una barata triquiñuela con la que ya se nos intenta amedrentar desde el inicio. Pero nada de eso, puesto que primero tenemos que observar a la enfurruñada pareja, ya que ella no parece haber aceptado la proposición de matrimonio que él le ha hecho. Sin embargo, sus problemas pronto serán bien distintos, puesto que poco después de llegar a la residencia son acosados por unas personas que cubren su rostro con máscaras. Golpean a su puerta con frenesí, les desconectan el teléfono fijo o incluso les roban el móvil… Desde luego, su intención no es precisamente la de hacerles una visita de cortesía.

los-extranos.jpg

Si hay algo que me molesta de «Los extraños» es que termina convirtiéndose en una anodina mezcla de formas e incluso temáticas del cine independiente dramático con el estilo más formulario de algunas cintas de terror. La combinación no funciona en ninguna de ambas facetas, de tal modo que el espectador asiste con desgana a los problemas de los protagonistas y más tarde contempla el recital de previsibles sustos que se desparraman a lo largo de una cinta que, la verdad, casi parece un corto al que se le haya alargado su duración de una manera un tanto artificiosa. La realización tampoco es nada del otro mundo, recurriendo el debutante Bryan Bertino al continuo uso de una cámara temblorosa y a la introducción de no pocos efectos sonoros que, o bien se confunden con la música, o bien poseen un elevado volumen para así sobresaltarnos.

Ampliar foto

Por si todo lo anterior no fuera suficiente, también tenemos que soportar una serie de vergonzosas escenas en las que se suceden todos los tópicos que uno se puede esperar en una producción perteneciente a este género. Lo peor de todo es que se nos pretenda vender esta cinta como si se tratara de una muestra de un angustioso terror realista, algo parecido a lo que vimos en «Funny games». Nada más lejos de la realidad, puesto que en el caso que nos ocupa nos topamos con individuos que tan pronto aparecen en un sitio como lo hacen en otro, moviéndose con una soltura que para sí quisiera Flash, el conocido superhéroe de DC Comics. Respecto al reparto, tan sólo reseñar la corrección de Liv Tyler y Scott Speedman, aunque algunas de las reacciones de sus personajes no resultan creíbles. Ahora bien, la culpa no es de ellos, sino del manido guión con el que han tenido que trabajar…

Calificación: 3/10
Calificación de la BSO: 2/10

En las imágenes: Fotogramas de «Los extraños» © 2008 Rogue Pictures, Intrepid Pictures, Vertigo Entertainment y Mandate Pictures. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Lo más leído

Subir