Síguenos

«Los Juegos del Hambre: En llamas». Sigue la partida

Críticas

«Los Juegos del Hambre: En llamas». Sigue la partida

Los personajes prevalecen sobre la acción en esta recomendable historia sobre una sociedad que recurre a la esperanza para acabar con el miedo de una tiranía. A pesar de su elevado metraje y de su falta de espectacularidad, la cinta resulta muy entretenida. A destacar sus pasajes dramáticos y la interpretación de Jennifer Lawrence.

Lionsgate se topó con un buen problema cuando, en abril de 2012, Gary Ross decidió que no se haría cargo de la secuela de «Los Juegos del Hambre». El cineasta argumentó que el tiempo que le daba la compañía para sacar adelante el proyecto era insuficiente, de ahí que optara por apearse del filme. Apenas un par de semanas después, se anunció que Francis Lawrence («Agua para elefantes») dirigiría la película. El resultado es completamente satisfactorio y continuista, de tal modo que en «Los Juegos del Hambre: En llamas» (ver tráiler) vuelven a primar los personajes sobre la acción.

Jennifer Lawrence

La primera prueba de ello la hallamos en sus estupendos minutos iniciales, puesto que se nos presenta a una Katniss Everdeen que vive atormentada por los sucesos acontecidos en los Septuagésimo Cuartos Juegos del Hambre. La joven no puede borrar de su mente las atrocidades que se llevaron a cabo en tan repulsivo evento televisivo, el mismo que sirve a las tiránicas autoridades de Panem para mantener a raya a la población de los distintos distritos que conforman el país. Se utiliza el miedo, pues, para acabar con cualquier atisbo de esperanza. El filme nos muestra con acierto los entresijos políticos de esta viciada sociedad, algo que se representa muy bien en cada una de las apariciones del presidente Snow (atención a su primer encuentro con Katniss). Los pasajes dramáticos poseen una fuerza incontestable, tal y como se puede comprobar cuando la protagonista visita el distrito en el que residía la fallecida Rue. A pesar de su abultado metraje y de que sus pasajes de acción son bastante breves, la película mantiene entretenido al espectador gracias a su sólida trama y al cuidado desarrollo de los personajes.

Donald Sutherland

Esto último es algo que comprobamos no sólo en los ya conocidos por todos (Katniss, Peeta, Gale, Haymitch, Effie), sino en los que se incorporan a la historia (destacando de manera especial Plutarch, Johanna, Finnick, Mags y Beetee). Al respecto, cabe señalar el buen hacer de todos sus intérpretes. La oscarizada Jennifer Lawrence brilla en el papel de una muchacha a la que la superan las circunstancias y que ha de rebasar duras pruebas emocionales y físicas a lo largo del relato (la actriz plasma de manera perfecta su evolución en las imágenes finales de la cinta). Nada se le puede reprochar a los otros intérpretes jóvenes de «Los Juegos del Hambre: En llamas» (Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Sam Claflin), sobresaliendo del conjunto una carismática Jena Malone. En cuanto al resto, se agradece la presencia de Philip Seymour Hoffman y la contención de los actores que encarnan a los personajes a priori más histriónicos de la narración (Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Stanley Tucci, Toby Jones). Palabras aparte merece Donald Sutherland, quien impone su autoridad sin necesidad de elevar la voz y recurriendo a una clarificadora mirada. Concluyo refiriéndome a los apartados técnicos de la película, en los que se percibe con claridad que en esta ocasión se ha utilizado un presupuesto bastante mayor que en su antecesora (ahí están los efectos especiales para corroborarlo).

Calificación: 7/10

Imágenes de “Los Juegos del Hambre: En llamas”, película distribuida en España por eOne Films Spain © 2013 Color Force y Lionsgate. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir