Síguenos

“Los Minions”: Ni humor, ni amarillo

Críticas

“Los Minions”: Ni humor, ni amarillo

Gatillazo artístico, éxito comercial. Los temores respecto a la película de los Minions se cumplen y no es capaz de aguantar la hora y media de metraje. Pero venderán muñecos, muchos. Quim Gutiérrez y Alexandra Jiménez lo bordan en el doblaje. Menos da una piedra.

El spin-off/precuela de “Gru: Mi villano favorito” no pasará a la historia del cine, lo más probable es que tampoco figure en la mayoría de las listas de las mejores propuestas del año. Sin embargo, su capacidad para atraer a los infantes a las salas y ser rentable a partir del merchandising está fuera de toda duda. ¿Quién no quiere tener un Minion en su vida? Peluches, llaveros, fundas para el móvil… la minion-manía es una realidad que atrapa a grandes y pequeños. Motivo suficiente para ver y disfrutar de una película hecha sólo para ellos, ¿verdad? Pues no.

Los Minions

“Los Minions” no será recordada porque, básicamente, no es una buena película. A estos bichejos amarillos les sucede lo mismo que a Mr. Bean o a los muñecos alienígenas adoradores del «gancho» de la factoría «Toy story», por poner otro ejemplo animado: funcionan en formato sketch, dándolo todo en diferentes gags cómicos, pero no sirven como personajes protagónicos que aguanten el peso de una trama y tengan un arco más o menos convencional; para solventar este problema, el equipo responsable cae en otro error, agravando la situación.

Cuando uno piensa en estas criaturas imagina una masa ingente correteando de un lado a otro y metiéndose en todo tipo de líos por intentar hacer su trabajo, funcionando como una especie de mente colmena con pocas luces. Pero si en lugar de eso lo que se intenta es personalizar en dos o tres personajes, separándolos del grupo, se pierde la esencia de los mismos, se quedan cojos. Además, ¿quién es capaz de identificarse con un minion y vivir su viaje como propio?

Los Minions

La película propone algunas escenas muy divertidas, cierto, y cuenta con un prólogo que marca el rumbo que tendría que haber seguido la historia, con la tropa pasando de villano a villano haciendo mil locuras. Pero en el momento en el que se abandona esa estructura y se le corta la cabeza al grupo para que sigamos a los tres protagonistas principales, la propuesta deja de resultar graciosa y llega a ser tediosa, aburrida. Principalmente, es un problema de enfoque. Y qué importa el enfoque cuando lo que quieren los niños es ver a los muñecos corretear en pantalla, pensarán algunos. Pues sí, es una cuestión que atañe más bien a los padres… que gozarán igual viendo una sonrisa permanente en el rostro de los pequeños.

Al menos, eso sí, los adultos disfrutarán de un excelente doblaje. Sí, realizado por actores famosos. Pero olvidad las experiencias de Fernando Tejero en “El espantatiburones” o la de José Coronado en “¡Piratas!”; porque Alexandra Jiménez, y especialmente Quim Gutiérrez, no sólo no suenan impostados o forzados, sino que parece que lleven toda la vida dedicándose a ello. Quizás el personaje de la primera sea el menos agradecido, es la mala malísima y se rige por unos esquemas muy concretos. Sin embargo, Gutiérrez ha tenido la oportunidad de ir jugando con las modulaciones de la voz creando un personaje muy divertido, hijo de su tiempo (la película se ambienta en la década de los 60), y con un carácter muy “relajado”. Si Daniel Sánchez Arévalo dejara de contar con él, en la animación tendría futuro.

Calificación: 5/10

«Los Minions» © 2015 Illumination Entertainment. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir