Síguenos

“Los miserables”: Vaya Revolución

Críticas

“Los miserables”: Vaya Revolución

Ostentoso circo musical orquestado por Tom Hooper con una dirección fea en un montante insostenible y agotador. Aunque hay que reconocerle el mérito inverso de machacar a bombo y platillo la esencia del discurso de la obra original.

A principios del siglo XIX, Jean Valjean (Hugh Jackman), esclavo durante dos décadas, rompe su libertad condicional y huye hacia una nueva vida. El inflexible inspector Javert (Russell Crowe) jurará darle caza. ¿Qué necesidad hay de convertir el clásico de Victor Hugo en musical cinematográfico? Una comercial, dirán algunos; ninguna, dirán muchos otros. Entre la comprensión del primer grupo y el abierto abrazo del postulado del segundo se sitúa quien firma este texto: “Los miserables” (ver tráiler y escenas) resulta, simple y llanamente, insoportable. Le deseamos la mejor carrera de cara a la taquilla, desde luego, y ojalá satisfaga a los incondicionales del género y al espectador universal. Pero tanto fasto industrial para semejante oda al chirrío estratosférico no tiene justificación posible. Menuda castaña.

«La vida ha matado el sueño que soñé». Se pueden entender, por supuesto, los desvaríos orquestales propios de un género en crescendo taquillero permanente. Pero lo que no se puede imponer es un metraje de dos horas y media en el que el noventa y cinco por ciento de las líneas de diálogo ─e igual nos quedamos cortos─ sean cantadas en un entorno feamente dirigido ─más allá de la podredumbre imperante que nutre el texto original, eterna loa al levantamiento del pueblo contra el poder tiránico─ por un mediocre Tom Hooper, que ha caído en gracia a los estudios tras convertir un telefilm en el gran triunfador de los Oscar® de hace casi dos años. Y si a los escasos méritos tras las cámaras del cineasta sumamos una narrativa que se come la propia historia entre sus orfeones, poco queda que defender.

Entre los escombros rescatamos los pasajes más corales ─que sí pueden despertar el énfasis, la embriaguez colosal intrínseca a los grandes musicales─ y secuencias aisladas, especialmente aquellas protagonizadas por Anne Hathaway o la dupla golfa formada por Sacha Baron Cohen y Helena Bonham Carter; por su parte, Hugh Jackman, showman irredento de las palomitas contemporáneas, se entrega en cuerpo y alma a su protagonista, mientras Russell Crowe pasma y sorprende con un registro (vocal, se entiende) insospechado. Todos juntos cabalgan entre las ansias de emocionar y el progresivo ridículo hacia una conclusión meritoria: y es que en “Los miserables” se consigue olvidar lo que nos están contando para convertir el conjunto en un despiporre grisáceo sin más mérito que fusilar la esencia misma del ser humano. Muy mal.

Calificación: 3/10


Imágenes de “Los miserables”, película distribuida en España por Universal Pictures International Spain © 2012 Working Title Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades

Guía de películas

Subir