Síguenos

«Los odiosos ocho»: Hipertarantinismo

Críticas

«Los odiosos ocho»: Hipertarantinismo

Quentin Tarantino se abandona a sí mismo con una película mastodóntica, diabólica y maravillosamente fluida en su espesor. Un thriller genialmente genial, una violenta chuchería para el paladar.

En el gélido Wyoming de los años inmediatamente posteriores a la Guerra de Secesión, un carruaje recorre el helado páramo con dos ocupantes: el cazarrecompensas John Ruth (Kurt Russell) y su prisionera, Daisy Domergue (Jennifer Jason Leigh), a la que traslada a Red Rock para que la ahorquen hasta su muerte, muerte, muerte. Quentin Tarantino, el cineasta moderno que más es capaz de innovar con su cine a base de no innovar nada en absoluto -mira que es complicado lo que hace, y mira que otros lo intentan, pero no lo consiguen- regresa pasmosamente con «Los odiosos ocho», una de las cumbres de su filmografía no ya por su mastodontismo -casi tres horas de duración- sino por su fidelidad hacia sí mismo y su vastísimo, referencial y reverencial imaginario cinematográfico.

Los odiosos ocho

«Vamos más despacio». Que para que te guste una película de Tarantino tiene que gustarte irrevocablemente su estilo es casi un cliché a estas alturas, pero en este caso no hay más: este thriller teatrero y teatral -transcurre casi enteramente en el interior de una cabaña- sublima las características artísticas de su máximo artífice, transcurriendo con una fluidez espesa que nace de sus ya clásicos guiones inconteniblemente verborreicos, cínicos, afilados y generalmente pulidísimos. El ambiente casi es masticable desde su tensión cien por cien western inteligentemente mezclada con el suspense agathachristiano que lo envuelve todo hasta magnetizar el desarrollo de una joya que, como no podía ser de otra manera, está impecablemente presentada y dispuesta para el espectador.

Los odiosos ocho

Otro imprescindible en el cine de Tarantino: la excepcional dirección de actores, la inmensa mayoría de ellos habituales, que se dejan llevar por la orfebrería estructural y desgarrada de este cuento terrible, violento, visceral, en el que tan sólo las pasiones mayores -el amor, el odio- parecen contar a la hora de impulsar a sus personajes. Destacar en el conjunto a una maravillosa -como siempre ha sido- Jennifer Jason Leigh, machota loca, firme, inflexible, rodeada de una pandilla de energúmenos tan atractivos como difíciles de justificar en el ánimo que les impulsa en un mundo homicida en el que la vida sólo vale lo que marca su capacidad para llegar más o menos sano al minuto siguiente. «Los odiosos ocho» es genialmente anormal incluso para su contexto. Es genialmente genial en general.

Calificación: 9/10

“Los odiosos ocho”, película distribuida en España por eOne Films Spain  © 2015 Columbia Pictures y The Weinstein Company. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Estrenos de cine

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir