Síguenos

«Los seductores»: Rompiendo las reglas

Críticas

«Los seductores»: Rompiendo las reglas

FichaSinopsisCartelFotosTráilerCríticasComentarios

Roman Duris descubre que Cupido tiene un plan para todos en una película bien planteada y resuelta, hasta cierto punto ajena a los encorsetamientos de la comedia romántica que nos invade en los últimos tiempos.

Alex Pitti (Roman Duris) lidera un equipo dedicado a romper parejas por encargo de terceros. Cuando el solicitado profesional del desamor intente ganarse el pan a costa de Juliette (Vanessa Paradis), prometida inminente de un ricachón inglés (Andrew Lincoln), descubrirá que el angelito del amor tampoco le ha olvidado a él. “Los seductores” no resulta, en una primera lectura, muy original en su enfoque de base; sin embargo, la película de Pascal Chaumeil sorprende en su tratamiento técnico y artístico, sobrevolando el estrepitoso aluvión de comedias románticas que últimamente nos llega de Hollywood. Y es que esta propuesta no parece desesperada por arrancar las risas del palco.

A partir de un esforzado guión de Laurent Zeitoun, Jeremy Donery y Yohan Gromb que sitúa la atención del espectador en un equipo laboral de ética retorcida, por muy convencidos que se muestren de las bondades de su labor ─«Alex les abre los ojos, no las piernas», afirma su hermana y socia, Mélanie (Julie Ferrier)─, Chaumeil se vuelca en ofrecer un entretenimiento rápido, dinámico y cuidado en su estética y vigor narrativo, potenciado por la ambientación de la historia en un Montecarlo lujoso y brillante, perfecto. Inmersa en tan privilegiado marco, la pareja central desarrollará un convincente amor progresivo, sostenido sobre el magnetismo de un estupendo Duris que despliega con naturalidad su ampliamente probada vis cómica, simpáticamente atractivo y entregado a las solicitudes físicas de su personaje, todo un Belmondo del siglo XXI.

El galán moderno y la belleza icónica de Vanessa Paradis ensalzan su templada frescura en contraste con los roles secundarios, básicamente la matizada Mélanie y los necesarios histriones del rompecabezas, la fogosa Sophie (Héléna Noguerra) y el impetuoso, descacharrante Marc (François Damiens). Como no puede ser de otro modo, a medida que se desarrollan los acontecimientos la trama se estanca ante su obviedad y la falta de mejores recursos, aunque el más que correcto tono sostenido del realizador suple en cierto modo mayores exigencias. El amor todo lo puede, desde luego, y supera las incongruencias finales que se atropellan en un epílogo tan ingenuo como es de imaginar, digno de los candores puerilmente prohibidos de Baby y Johnny, aquí referentes destacados. Los caminos de Cupido son inescrutables.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “Los seductores” © 2010 Quad Films, Script Associés, Focus Features International y Chaocorp. Distribuida en España por A Contracorriente Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir