Síguenos

«Los Vengadores»: ¡Espectadores, reuníos!

Críticas

«Los Vengadores»: ¡Espectadores, reuníos!

Joss Whedon logra algo realmente complicado en una megaproducción de estas dimensiones: el equilibrio entre forma y fondo, diversión de calidad que deja muy alto el listón de cara al futuro. Una película por la que da gusto dejarse llevar. 

Loki (Tom Hiddleston) ha robado el Teseracto. La Tierra peligra, así que Nick Furia (Samuel L. Jackson) tiene que hacer unas llamadas. Tras configurar durante los últimos años el universo Marvel con éxito considerablemente estable en el sector del cine, la consagración del sueño del icónico Stan Lee se materializa finalmente con “Los Vengadores” (ver tráiler y escenas), megapelícula más complicada de sacar adelante ─en lo artístico, no en lo comercial─ de lo que pudiera considerarse. Y es que ha de funcionar como prólogo, como one shot ─nunca se sabe─, como celebración a compartir con los incondicionales de la viñeta y como invitación al público genérico a pasar algo más de dos horas ─es indudable que podía durar un poco menos, pero no pesa─ comiendo palomitas. Y lo consigue sobremanera. Quizá incluso demasiado, porque Joss Whedon ha dejado el listón muy alto de cara a próximas entregas.

«Una hormiga no tiene nada en contra de la suela de una bota». A partir de un nutridísimo guion firmado junto a Zak Penn, el director logra algo si no imposible, sí tremendamente complejo en un monstruo comercial mastodónticamente coral como es «Los Vengadores»: desarrollar un equilibrio global entre el espectáculo formal ─el diseño de producción es límpido, fastuoso, brutal─ y el fondo argumental, con un arranque pausado y episódico, destinado a articularse como anticipo climático de ciclópeos maratones de acción de una inteligencia estructural sorprendente, espectaculares hasta lo imposible ─ese plano secuencia definitivamente increíble a través del caos en la ciudad de Nueva York─, extensos hasta lo arriesgado y atronadores tanto en su edición de sonido como en el trabajo compositivo de un Alan Silvestri que recuerda en sus ecos al Basil Poledouris más épico y legendario.

Un gran detalle: hay toneladas de humor consciente y elaborado. Asimismo, ningún participante queda al margen del conjunto y todos tienen su(s) momento(s) de gloria ─aunque hay un especial mimo hacia el extravagante carisma de Tony Stark (Robert Downey Jr.) y el binomio Bruce Banner/Hulk (Mark Ruffalo/voz de Lou Ferrigno)─ en una propuesta de última generación empapada de un insistente halo nostálgico. Por supuesto, el casting, cuyas interrelaciones están muy bien ensambladas en la historia, se vuelca en exprimir sus posibilidades, desplegando una química nacida de la unidad que —pese a tiranteces, piques y arrogancias varias— conforman en última instancia; y hay que alabar abiertamente la labor de un sentencioso Tom Hiddleston, tremendamente emblemático y en ningún momento eclipsado por el grupo de superhéroes, y de un entrañable Clark Gregg, clave en los acontecimientos pasados y presentes de “Los Vengadores” a título individual y colectivo. Una película por la que da gusto dejarse llevar.

Calificación: 8/10


Imágenes de “Los Vengadores”, película distribuida en España por The Walt Disney Company Spain © 2012 Marvel Studios. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir