“Luces rojas”: Ilusionismo para una puesta en escena

Escrito por el 04.03.12 a las 7:17

Como thriller sobrenatural, “Luces rojas” deja indiferente al espectador y recurre a un efectismo en ocasiones vulgar. Rodrigo Cortés firma un espectáculo de luces y sonidos ilusionistas en el que el director es un vendedor de humo más.

Tras su celebrada “Buried (Enterrado)” (2010), Rodrigo Cortés decide dar alas a su protagonista y levantar una puesta en escena pirotécnica desde la que cuestionar las realidades paranormales y cualquier elemento que no encaje con lo racional. A esas notas discordantes se refiere el título “Luces rojas” (ver tráiler y escenas), en la que la doctora Margaret Matheson y su joven ayudante Tom Buckley se dedican a desenmascarar los fraudes de quienes se atribuyen poderes especiales. Su labor investigadora se desarrolla en un ámbito universitario donde se presume el rigor científico, aunque no faltan otros departamentos que tratan de demostrar lo contrario para justificar unas ayudas económicas. La validación de unos y otros será puesta a prueba con el regreso a la escena pública de Simon Silver, un psíquico ciego que en otro tiempo gozó de fama y prestigio y que se fue entre el misterio y la polémica.

De la misma forma que Margaret explica a sus alumnos cómo el ilusionista juega con la luz y el sonido para distraer la atención del espectador y hacerle ver lo que quiere, así Rodrigo Cortés crea una ambientación adecuada para la expectación y el suspense. Su puesta en escena es efectista y eficaz, con una cuidada planificación que genera enigma y sospecha o una caracterización física de los personajes que invita a la desconfianza y a la prevención. La fotografía de claroscuros o de tonos fríos contribuye decisivamente a ese clima que busca atisbar lo invisible o sentir lo extrasensorial, junto con un trabajo de sonido que se concede algún efectismo fácil con focos que explotan o cristales que se rompen, para una puesta en escena en la que Silver y Cortés ejecutarán habilidosos malabarismos ante sus crédulos espectadores.

Y eso, parece ser, porque todos necesitamos creer en algo y vamos predispuestos a ello. Unas veces será en el poder de la mente o en la intervención de los espíritus desde el más allá, otras en la influencia de los astros o en los presagios de unas cartas, y también habrá quien ponga su fe en el poder de la ciencia o de la razón y quien lo haga en Dios o en la propia humanidad. Cortés crea un cóctel explosivo donde todo parece merecer la misma credibilidad, donde la vieja disputa entre ciencia y fe se decanta en cierta medida del lado de la primera al ceder el punto de vista narrativo a Tom, joven vitalista que se vanagloria de ser un físico entregado a quitar la venda a quienes crean subjetivamente ilusiones y creencias según su necesidad, a descubrir el engaño de tantos desalmados que se aprovechan lucrativamente de esa ingenuidad.

Verdaderamente, tanto Margaret como Tom se mueven por el dolor y la rabia de quien sintió la impotencia ante lo que sucedido a su hijo o madre, respectivamente, y son individuos que huyen de sí mismos en una carrera que niega cualquier realidad que no consigan explicar. Llama la atención el miedo de la doctora cuando reconoce que en el pasado Silver la hizo dudar de sus planteamientos racionalistas en un instante de fragilidad emocional, lo mismo que ese grito desconsolado de Tom cuando descubre que no se conoce y que no había reparado en sí mismo al buscar la verdadera realidad. Estamos, pues, ante una solución inmanentista que viene a negar en desigual medida cientificismo y trascendencia, racionalismo y espiritualismo, para quedarnos con un escepticismo ante todo lo que sobrepase nuestra percepción y disfrutar de un espectáculo de luces y sonidos ilusionistas.

Si cuidado es el trabajo de producción y acertado el casting realizado, no lo es tanto el dibujo de unos personajes esquemáticos en sus móviles y conflictos interiores, que en ningún momento nos emocionan ni angustian, a pesar del buen trabajo de un inquietante Cillian Murphy que lleva todo el peso y dramatismo de la historia, o de Sigourney Weaver y Robert de Niro en unos papeles que requerían más desarrollo y profundidad, lo mismo que el de Elizabeth Olsen. Cortés firma, además, un guion irregular donde lo mejor es el arranque y la planificación de determinadas escenas de fraude o las entrevistas al público asistente a un acto de Silver; y lo peor, algunos pasajes confusos narrativamente y de suspense convencional —junto a un efectismo vulgar, en ocasiones—, o escenas que desentonan como la pelea del baño y, sobre todo, el flojo desenlace.

En definitiva, este thriller sobrenatural presenta luces rojas y verdes sobre una escena recargada, ilusiones y decepciones existenciales y un discurso que siembra la indiferencia, con entretenimiento suficiente para no aburrirse pero con un punto de insatisfacción. Como si Cortés hubiera sido un vendedor de humo más que termina por dejarnos vacíos y fríos al salir del cine.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “Luces rojas”, película distribuida por Warner Bros. Pictures International Spain © 2012 Warner Bros. Pictures y Nostromo Pictures. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



6 - markolf - 9:02 - 26.03.12

AVISO SPOILER

Sólo quería precisar que hubo algo que te perdiste, ya que cuando dices “tanto Margaret como Tom se mueven por el dolor y la rabia de quien sintió la impotencia ante lo que sucedido a su hijo o madre” obvias que Tom habla tranquilamente después de su madre, y que lo que le explica en la cafetería a la pequeña de las Olsen nunca dice que efectivamente le haya pasado a él. De hecho incluso es curioso comprobar como una de las “víctimas de Palladino” escenas después padece precisamente de ese mismo mal. Pista de poderes precognitivos o rizar el rizo? Tras el desenlace todo puede ser, quedan muchas cosas susceptibles de ser interpretadas de forma subjetiva como “pistas”.



5 - luis - 11:36 - 11.03.12

Tiempo habrá de verla Jhonny B., hay mas días que longanizas…je,je.

salud.



4 - Jhonny B. - 20:27 - 09.03.12

Te entiendo pero deberías de ver Buried, yo también pensé que sería aburrida, pero por ello tiene más valor el trabajo que realizó en esa ocasión nuestro amigo Cortés. Con muy poco y con muchas limitaciones consiguió mucho es lo que le echo en cara en esta (Luces Rojas)
Animate a verla te lo recomiendo puede que te sorprenda.

Gracias y un saludo. Me alegra poder intercambiar opiniones.



3 - luis - 16:38 - 09.03.12

Creo que es coherencia Jhonny B. más que exageración. Explico lo que no me gusta y digo el porqué y también apunto la posible solución. Si no vi “Buried” es – y es pero que no se me tache de hereje- porque no me interesa ver hora y media de un tipo encerrado en un ataúd. Sin embargo, creo que cada película es valida por ella sola y que si en un terreno puede un director ser completo, tal vez en otros se pueden apreciar sus mancas y en esta película Cortés tropieza estrepitosamente. Respeto otras opiniones y maneras de ver las cosas…faltaría más.

Saludos y un abrazo.



2 - Jhonny B. - 21:24 - 08.03.12

Vaya Luis creo que exageras en tu crítica, aunque es cierto que caso con muchas de tus afirmaciones.
La película tiene fallos importantes, la puesta en escena y la representación no llega a buen puerto; pero hablas de Rodrigo Cortes sin ni siquiera haber visto Enterrado, que para mi fue una autentica sorpresa y un peliculon en mayusculas. Es cierto que esta vez no ha conseguido el director llegar a esos términos, pero es una pelicula con cierto interes y arriesgada.
Yo la vi hace unos días y salí un poco decepcionado.
bBueno no quiero extenderme demasiado y aburriros, os dejo por aqui el texto sobre Luces rojas,por sñi quereis echarle un ojo.Gracias de antemano.

http://kymvenge.blogspot.com/2012/03/cine-luces-rojas.html



1 - luis - 11:38 - 07.03.12

Pocas veces es posible definir una película con un solo adjetivo, este es uno de esos casos y el adjetivo es RIDÍCULA.
Esta es sin duda la película de hechos paranormales mas fallida de los últimos tiempos. Donde debería haber suspense hay rutina y es que el director y guionista necesita un curso acelerado de escritura y otro de puesta al día en técnicas de cámara i narración cinematográfica. A lo largo de toda la película el director insiste en enseñarnos el cogote del protagonista, esta es una técnica más vieja que el ir a pie, acortando el plano se consigue subjetividad y además un recorte del ángulo de visión; de esta manera el espectador queda atrapado con el protagonista y a la vez es más fácil de sorprender con cualquier ataque proveniente de fuera del reducido campo de visión, parece una técnica antigua, y lo es, pero el director no consigue ni lo uno, ni lo otro y es que uno se pasa la película yendo por delante de la historia, muy por delante…Y ese es el otro grandísimo fallo del film, su previsibilidad extrema y a todo ello culminado por un giro final de guion absolutamente infantil, falto de los mecanismos que deben sorprender al público, incapaz de distinguir entre lo falso y lo verdadero. Hay más defectos, pero no vale la pena malgastar más palabras.
Que podemos decir de los actores…? No ayudan a mejorar la película, pero no son sus limitaciones lo que hace que no brillen, sino un guion absolutamente improvisado, o al menos eso es lo que parece.
No vi su anterior película, pero Rodrigo Cortés necesita ponerse al día para hacer películas del siglo XXI en lugar de hacer películas fallidas de los años 70 de siglo pasado.
La película tendrá gran resonancia entre el público solo por el renombre de los actores y director, pero lo cierto es que no vale la pena gastar ni un euro en verla.

Saludos.



1

Resident Evil: El capítulo finalManchester frente al marMúltipleLa ciudad de las estrellas: La La Land

Resident Evil: El capítulo final
Manchester frente al mar

LionFiguras ocultasxXx: ReactivatedVivir de noche
Los del túnelContratiempo - película¡Canta! - películaPassengers

Múltiple
La La Land
Lion
Figuras ocultas
Ballerina
xXx: Reactivated
Vivir de noche
Contratiempo
¡Canta!
Los del túnel
Silencio
Solo el fin del mundo
Underworld: Guerras de sangre
¿Tenía que ser él?
Proyecto Lázaro
La autopsia de Jane Doe
La tortuga roja
Passengers
Comanchería
Rogue One: Una historia de Star Wars
Hasta el último hombre
La llegada (Arrival)
Animales nocturnos
Un monstruo viene a verme
Vaiana
 
Web de cine Más secciones Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Actualidad:  Spider-Man: Homecoming | Inside

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.