Síguenos

«Lucy»: Skynet Johansson

Críticas

«Lucy»: Skynet Johansson

Nuevo thriller de acción de Luc Besson, que amalgama como es habitual montones de cosas que encantan al director galo. Como (casi) siempre también, el resultado es un producto divertido, rápido y muy disfrutable con un bol de palomitas.

Luc Besson posee la capacidad de fusionar alegre y palomiteramente casi cualquier cosa que se le pase por la cabeza, aunque en el batido en este caso convivan «Crank» (Mark Neveldine & Brian Taylor, 2006), «El árbol de la vida» (Terrence Malick, 2011) y la narración en off de «La guerra de los mundos» (Steven Spielberg, 2005). Vale. Y también posee Europa Corp., que le permite materializar esos mejunjes con los que entretener al respetable. Vale también. La diferencia es que ahora la jugada le ha salido perfecta, porque con un número 1 de taquilla si alguien en Estados Unidos no sabía quién era, ahora sí lo sabe. Bien jugado. Hola, «Lucy» (ver tráiler).

Scarlett Johansson en "Lucy"

«Estoy en todas partes». A pesar de que ofrece menos acción de la que parece prometer, la película es entretenida a lo largo de sus 89 minutos, créditos incluidos. Tiene un montón de las cosas que gustan al director, como armas, secundarios chungos/chulos, estrellas de Hollywood corriendo por París, ligereza ─o volatilidad, como se quiera llamar─ narrativa, amor por el disparate refrescante y un sentido del humor entre lo inocente, lo flipado y lo negruzco. Y la mejor no-persecución automovilística que hemos visto en años. Pero el conjunto es intrascendente, eso sí. No exijan mucho más que pasar un rato ocultos del acoso del astro rey. Pero es lo que se le pide, ¿no?

Choi Min-sik en "Lucy"

Skynet Johansson está bien como autómata progresiva, totalmente aséptica y sexy por inercia, acompañada de lejos por Morgan Freeman en modo pedagógico ─aunque tampoco él entiende muy bien nada de lo que pasa─, un Choi Min-sik un poco anecdótico pero al que nos alegramos de contemplar en pantalla grande, como siempre, y un Amr Waked que aprovecha la ocasión para dejarse ver más allá de sus fronteras cinematográficas naturales sin esforzarse demasiado ─entre otras cosas, porque su papel no lo demanda─. Todo muy rápido, muy ligero, muy loco, muy sin pies ni cabeza. Muy de hoy en día. Y dentro de su jolgorio desparramado, resulta, en una lectura más cerebral, incluso más trascendente que «Transcendence». Bien, Luc. Bien.

Calificación: 6/10

Imágenes de “Lucy” © 2014 EuropaCorp. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir