Síguenos

«Macbeth»: La fiesta de la democracia

Críticas

«Macbeth»: La fiesta de la democracia

Contundente, onírica y visceral nueva adaptación de la obra inmortal de William Shakespeare muy lúcida técnicamente y estupendamente defendida por Michael Fassbender y Marion Cotillard. Bienvenidos al infierno de la ambición desmedida; disfrutad… si podéis.

A Macbeth (Michael Fassbender) le han dicho tres brujas que va a ser el próximo rey de Escocia. Bueno, si lo dicen las brujas… Le teníamos una doble curiosidad a la nueva adaptación cinematográfica de «Macbeth», otra de las obras eternas del incombustible William Shakespeare: por un lado, para ver cómo adecuaba desde el plano técnico Justin Kurzel la propuesta, especialmente con la retahíla de Maestros que ya han convertido previamente este texto en imágenes; por otro, desde un prisma más industrial, para ver cómo funcionaba la dupla Fassbender/Kurzel de cara a manejar un presupuesto millonario en la ya cercana «Assassin´s Creed». Y todo bien, la verdad, salen airosos en las comparaciones y de cara a lo que está por llegar. Mientras les dejen hacer, claro.

Macbeth

«Ya he vivido suficiente». Bienvenidos una vez más, morbosos observadores del poder, a los abismos de la locura en plena Edad Oscura. Y bienvenida una nueva y estupenda versión que tiene vida propia -más que personalidad- gracias a una deslumbrante puesta en escena, nacida de la pureza estética y estilística de la tecnología cinematográfica actual pero perfectamente orquestada por el realizador, que sabe dónde y cómo disponer el ojo artificial de la cámara; hermosa, violenta, profunda e inflexible, la tragedia recorre su pavoroso descenso a los infiernos de la ambición desmedida con tranquilidad a duras penas contenida -la tensión que suda cada fotograma es genial- en un paseo entre lo onírico y lo visceralmente carnal. Una animalada, vamos. Un gusto.

Macbeth

Michael Fassbender, esa sorpresa constante que parece disfrutar cada vez más con su trabajo, se lo pasa evidentemente pipa sumergido en un papel estupendamente ajustado en sus monólogos en compañía de Marion Cotillard y sus increíbles ojos -otra que se apunta al salto a la gran pantalla del pelotazo consolero de Ubisoft-, formando una pareja odiosamente magnética, inspirada e inspiradora de lo mejor y lo peor que puede haber en cada uno de nosotros: las pasiones, buenas o malas, hiperbólicas y desmedidas, exageradas y desparramadas. Amor/terror. Este «Macbeth», siempre actual, resulta perfecto para una sesión doble con la reciente «Coriolanus», aunque lo mejor es mantenerse alejado de todo y de todos durante un tiempo cuando acabe la sesión doble. Je,je.

Calificación: 8/10

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir