Síguenos

“Maggie”: Si pica es que cura

Críticas

“Maggie”: Si pica es que cura

Rareza poco rara que se presenta como un drama sociofamiliar con enfermedad infecciosa en primer plano. Arnold Schwarzenegger se entrega como pocas veces le hemos visto en una propuesta medidamente interesante. Nos vale.

Wade (Arnold Schwarzenegger) lo está pasando mal. Su hija (Abigail Breslin) ha contraído una enfermedad que, eventualmente y en última instancia, impulsará a la muchacha a… bueno, a devorarle. A él, a su madrastra (Joely Richardson) y a todo el que se le ponga por delante: efectivamente, se está convirtiendo en un zombi. El Séptimo Arte sigue fascinado -y lleva ya una larga temporada- con la temática antropófaga, y tenemos un nuevo ejemplo en “Maggie”, piececita independiente que apuesta por un toque introspectivo que no sólo deriva de la falta de presupuesto de la película, sino de sus ganas de contar algo interesante. No está mal.

Abigail Breslin en Maggie

«A ti te queda por vivir; a mí, no». El debutante Henry Hobson, breado en departamentos secuenciales y de diseño, dispone, a partir del libreto del también primerizo John Scott 3, un drama sociofamiliar en el que el fantaterror queda como contexto -bien aprovechado, cierto- más que como delimitador genérico: indie al cien por cien, la película recorre un camino que se hace espeso en algunos tramos -mucha charla, mareo de la perdiz incluso en ocasiones- pero que vence en una visión global por su delicadeza, por lo honesto de su planteamiento y, sobre todo, por lo inexorable de su avance hacia un final forzosamente trágico.

Arnold Schwarzenegger en Maggie

En un marco lánguido y pre-apocalíptico, en el que la civilización titubea a la búsqueda de soluciones que pueden llegar, desde luego, pero que no garantizan una pervivencia de nuestra raza tal y como la conocemos, Schwarzenegger se desenvuelve como puede pese a sus limitaciones interpretativas -¡llora! ¡fuma (sin tragarse el humo)!- apoyado en la inteligencia del cineasta, que equilibra su peso y presencia en pantalla con bastante salero en relación al resto del reparto para que quede como icono/reclamo comercial, sí, pero también como contrapeso apurado para que no hunda el proyecto con su parquedad interpretativa. Breslin y Richardson, bien. “Maggie”, una rareza poco rara. Vale.

Calificación: 6/10

“Maggie” © 2015 Silver Reel, Gold Star Films y Lotus Entertainment. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Estrenos de cine

Subir