Síguenos

«Malditos bastardos»: Los habituales excesos de Quentin Tarantino

Críticas

«Malditos bastardos»: Los habituales excesos de Quentin Tarantino

A pesar de su lograda puesta en escena y de la calidad del primero de sus actos, Tarantino vuelve a caer en los errores del pasado y nos aburre con pasajes de una desmesurada duración. Con hora y media de película hubiera bastado.

Creo que me resulta obligado advertir al lector que nunca he sido un admirador de Quentin Tarantino y que, de toda su filmografía, tan sólo salvaría «Kill Bill: Vol. 1»«Kill Bill: Vol. 2» (el resto, para serles sincero, no pasa de un aprobado, e incluyo aquí a la sobrevalorada «Pulp fiction»). Tras el fiasco de «Death proof», existía un lógico temor en The Weinstein Company a que «Malditos bastardos« tampoco fuera bien recibida por el gran público, de ahí que dicha compañía se aliara con un estudio de Hollywood, en este caso Universal Pictures, para sacar adelante el proyecto. Por fortuna para ellos, la cinta está funcionando estupendamente en la taquilla y ya lleva recaudados más de 200 millones de dólares en todo el mundo, una magnífica cifra si consideramos que su presupuesto fue de unos generosos 70 millones (de hecho, todo apunta a que será el largometraje más exitoso de todos los que el responsable de «Reservoir dogs» ha estrenado hasta la fecha).

malditos-bastardos-joaquin-1

Como suele ser habitual en el cine de Tarantino, la película se divide en varios actos y, aunque existen evidentes conexiones entre ellos, lo cierto es que su visionado se podría realizar de forma separada (esto es, como si de varios cortometrajes se tratara y valorándolos como tales). El director introduce el mejor de todos estos capítulos al comienzo de la cinta, topándonos con una presentación seria, dramática y tensa que nos deja un estupendo sabor de boca. Sin embargo, el problema llega después, justo cuando cae en los habituales excesos de su carrera. Así, los parlamentos de sus personajes se hacen interminables y pesados, en especial cuando la trama se centra en la actriz Bridget Von Hammersmark. Desde luego, al guión le sobran no pocas escenas y pesa sobre él una sensación de fastidiosa irregularidad, lo que provoca que no podamos disfrutar del filme como debiéramos y que en más de una ocasión le echemos un vistazo al reloj de nuestra muñeca.

malditos-bastardos-joaquin-2

La mezcla de géneros no es del todo afortunada, combinándose el drama (los ya citados primeros minutos de la película), el humor negro (los bastardos a los que se refiere el título del filme), el thriller (el desenlace) e incluso el romance (la fijación de Frederick con Shosanna). Eso sí, quien espere ver una propuesta llena de acción, mejor será que se vaya olvidando del asunto. Lo que no voy a negar es que Tarantino cuida con esmero la puesta en escena y que en ocasiones nos deleita con primorosos movimientos de cámara que siempre son de agradecer; por el contrario, en esta ocasión no me gustó el uso que hace de la música no original. Respecto a los actores, se nota que Brad Pitt se lo está pasando en grande, aunque personalmente me quedaría con unos notables Daniel Brühl y Mélanie Laurent, por no hablar de la sólida interpretación de Christoph Waltz (quizás no tan excepcional como señalan en algunos medios norteamericanos, donde ya hablan incluso de que podría estar nominado al Oscar®). En definitiva, estoy convencido de que los seguidores de Tarantino disfrutarán con esta cinta, pero, desafortunadamente, no me encuentro entre ellos y me es imposible no tener en cuenta las repetidas deficiencias de su última producción.

Calificación: 5/10

En las imágenes: Fotogramas de “Malditos bastardos” © 2009 The Weinstein Company, Universal Pictures, A Band Apart y Zehnte Babelsberg Film. Fotos por François Duhamel. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir