Síguenos

«Mammuth»: Contraplano de la crisis

Críticas

«Mammuth»: Contraplano de la crisis

En «Mammuth», el tándem formado por Gustave Kervern y Benoît Delépine continúa con su cine proletario disfrazado de desconcierto, si bien pierde tripas y mala leche respecto a su estupenda «Louise-Michel». Excelente Gérard Depardieu.

En los años que llevamos de recesión y, con ella, cine de recesión, el primer plano lo han ocupado tanto documentales de impacto más o menos documentales («Capitalismo: Una historia de amor», «Inside job», «La doctrina del shock») como ficciones bienintencionadas y, en cualquier caso, mainstream («Up in the air», «The company men») que quieren desmarcarse como cine representativo de esta travesía en el desierto, que no esquiva las comparaciones con el Hollywood de la Gran Depresión. Como casi siempre, también hay una cara B que pasa desapercibida desde condiciones más humildes y alejadas de los circuitos comerciales. El cine de Gustave Kervern y Benoît Delépine es insólito no sólo por su gramática del desconcierto, trabajada en cada encuadre y en cada movimiento de sus deliberadamente alienados personajes. La filmografía del tándem francés destaca, tanto o más, como cine proletario e incluso anarquista, ejecutado con una comedia a medio camino entre la grosería, el absurdo humanístico y la sensibilidad obrera.

Como siguiendo la (i)lógica del contrapié, la filosofía de pillar al espectador a destiempo y desprevenido, su anterior trabajo, «Louise-Michel» (2008), llegó con dos años de retraso a las carteleras españolas, una pequeña mota de polvo en el ojo capitalista cuya brillante, salvaje diatriba disfrazada de thriller trastocado, iba a ser pasada por alto por muchos y poco valorada por otros tantos —servidor inclusive—. Un año después, y de nuevo con considerable retraso, «Mammuth» (ver tráiler) refuerza la coherencia autoral de sus dos cineastas tras la línea de la resistencia anti-sistema. El Mammuth del título corresponde tanto a la moto que conduce Gérard Depardieu como al propio personaje, un animal anacrónico, bestial por fuera y frágil en su interior, que los directores retratan con una feísta cercanía que amplifica los generosos matices del actor entre la tristeza, la imbecilidad absoluta y la rebelión final contra la infelicidad. Atascado entre el tedio de la pre-jubilación forzosa y un recuerdo traumático que le revisita puntualmente, esta versión desesperada y gigante del Warren Schmidt de Alexander Payne tiene un objetivo que cumplir a regañadientes: conseguir los papeles firmados que sus jefes nunca le entregaron, para así lograr la pensión que recompensa una vida entera de precariedad laboral.

Road movie destinada a desnudar los desequilibrios sociales en cada parada, «Mammuth» tiene inauditos altos en el camino que no hacen olvidar quién está tras la cámara: ahí están los inesperados encuentros familiares del protagonista, intercambio onanista incluido. Pero, más allá de gags particulares y peculiares de su manera de entender la comedia, los realizadores exprimen las posibilidades de su sátira triste en dos escenas clave: en una, Serge/Mammuth se encuentra con que un molino en el que solía trabajar en los 70 se ha convertido en una empresa de animación 3D, en un diálogo que se escapa tanto a la comprensión del bonachón personaje como a la de la mujer que le atiende al otro lado del interfono; en la otra, una nueva negociación fracasada en una residencia de ancianos deja ver, al fondo del plano, dos ancianas cuyos zombificados pasos en una estrecha parcela de jardín, deben ser redirigidos por uno de los asistentes del recinto. Podrían sumar las dos secuencias el pesimismo devastador que impregna el ánimo de la película, pero no es así. Kervern y Delépine dejan las tripas y la mala leche en algún lugar de la carretera, y el optimismo crece, aun sin ser de cómoda digestión, hasta un final redactado que, aunque bello y redentor  —«trabajé como un loco entre bobos sólo para olvidar»—, demuestra que la vindicación proletaria, sello de sus autores, era la plataforma de lanzamiento para el viaje (re)iniciático, y no al revés.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “Mammuth”, película distribuida en España por Karma Films © 2010 GMT Productions, No Money Productions, Arte France Cinéma, DD Productions y Monkey Pack Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir