“Martha Marcy May Marlene”: Amor de secta

Escrito por el 30.04.12 a las 13:58

“Martha Marcy May Marlene” es una película pequeña pero precisa, atmosféricamente cuidada al detalle y capaz de llevar a la misma fantasmal angustia que persigue a su protagonista, una sobresaliente Elizabeth Olsen.

El sentimiento de protección, de acogida por algo similar a una familia es cada vez más extraño. Martha, también Marcy May y, finalmente, Marlene —todas ellas una, la sobresaliente Elizabeth Olsen— abandonó en algún momento su casa, aquello que se entendía como el camino a seguir o una vida corriente, para lanzarse en los brazos de una secta que le prometía comprensión y hasta afinidad en el modo de entender su paso por el mundo. Y claro, ese amor de secta acaba desvelando todo lo pernicioso que uno intuye en el instante en que John Hawkes, puliendo la versión más oscura de aquella interpretación en “Winter’s bone” (Debra Granik, 2010), llena el plano con su presencia reposada y escalofriante: una vez pruebas ese amor debes compartirlo hasta el final, seguir la senda del líder que ha purificado tu vida anterior, descartar cualquier futuro que no pase por un grupo en permanente simulacro de felicidad, basado en el miedo.

“Martha Marcy May Marlene” (ver tráiler y escenas) es el relato que se establece entre dos mundos —el burgués, en su vertiente más impostada e insoportable, y el sectario, terrorífico por definición— de imposible conciliación, convergentes en una encrucijada en la que la protagonista diluye su identidad a través de varios nombres para terminar alienada de la realidad, incapaz de liberarse de un pasado traumático que le impide asociarse con el presente. El debutante Sean Durkin lleva a cabo ese ejercicio de dislocación psicológica con una precisión admirable, vía el empleo de una gramática sutil que se beneficia de las correspondencias entre composiciones de planos, o la fotografía como zona de transición continua entre los espacios presuntamente libres de ese contexto sectario y el escenario plagado de reglas en la casa familiar. También se encuentra ese trabajo de relojería en una banda sonora apenas presente, que deja a los silencios labrar el creciente desasosiego, salvo en los excepcionales puntos de fuga que marcan la melodía hipnotizadora que canta el líder frente a sus seguidores y la irrupción de sonidos martilladores en una crisis que explota en el plano fijo de una habitación. La de Durkin, vaya, es una película atmosféricamente cuidada al detalle, capaz de contagiar de incomodidad y llevar al espectador a la misma fantasmal angustia que persigue a su protagonista hasta el plano final.

Y eso pese a que sus méritos ambientales, en cambio, no lo son tanto en el manejo de los personajes. El contraste entre los dos mundos que transita una ensimismada, perturbadora Olsen es hasta tal punto radical que eventualmente amenaza con echar por tierra la credibilidad del conjunto. Dicho de otra manera, la película es más fácil de aceptar —y de disfrutar, en la medida de lo posible— en la amabilidad con la que en un principio reciben esos dos hogares con profundas fisuras, pero peligra al representar una evolución de los conflictos que arriesga hasta flirtear con los prototipos de los ricos narcisistas, naturalmente egoístas, y los sectarios de esquizofrénica brutalidad.

Calificación: 7/10

Imágenes de “Martha Marcy May Marlene”, película distribuida en España por Hispano Foxfilm © 2011 Fox Searchlight Pictures, Maybach Cunningham, Filmhaven Entertainment, Borderline Films y This Is That. Todos los derechos reservados.



Sorry, the comment form is closed at this time.



 
Estrenos Trailers Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Agencia de comunicación y marketing de cine - Valencia

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.