Síguenos

«Más allá de la vida»: Clint Eastwood mira al otro lado

Críticas

«Más allá de la vida»: Clint Eastwood mira al otro lado

FichaSinopsisCartelFotosTráilerNoticias
PreviaCríticasComentarios

Clint Eastwood atisba lo que nos espera una vez abandonemos este mundo, en lo que queda como una propuesta impecable en su presentación pero totalmente hueca en su mensaje e interpretaciones últimas.

Marie (Cécile De France), una reputada periodista francesa; Marcus (los gemelos Frankie y George McLaren), un muchacho inglés acosado por un presente familiar trágico y complicado; George (Matt Damon), un parapsicólogo retirado. Los tres han tenido ─o tienen─ un contacto cercano con la muerte, los tres son las patas sobre las que se asienta “Más allá de la vida”, nueva película del incombustible Clint Eastwood, uno de los últimos titanes de un Hollywood que se va para no volver. Y en este drama que coquetea abiertamente con lo sobrenatural, el legendario cineasta demuestra una vez más ─tras la inmensamente sobredimensionada “Invictus”─ que el oro y lo que no lo es ya no relucen tanto como antes. Pero bueno.

«Una vida basada en la muerte no es una vida». En realidad, los tintes fantasmagóricos del texto firmado por Peter Morgan no son sino una excusa para trazar, desde perspectivas humana y contextualmente dispares, un análisis de la conexión que cada cual puede tener con quien tenemos a este lado ─tan lejos, tan cerca─ y con lo que nos espera al otro; al margen de cientificismos o convicciones inquebrantables, la historia de tres líneas destinadas a converger en un punto final ─o seguido─ apuesta por la robustez del melodrama estricto, encauzando una narración densa, espesa, innecesariamente dilatada ─dos horas emplea Eastwood en contarnos algo que no necesita de más de noventa minutos─, potenciada más en sus defectos que en sus virtudes por una labor de dirección dura, resplandeciente pero encorsetada desde su opresivo clasicismo.

“Más allá de la vida” entronca con la evolución técnica ─más que con la filmográfica, desde luego─ de su realizador, aunque es inevitable que en ocasiones raye en lo risible por la injustificada suntuosidad crepuscular de una historia vacía en su fondo, llena de personajes y situaciones innecesarios y superfluos ─el papel y la relación de Bryce Dallas Howard con Matt Damon carece de enjundia alguna, por mucho énfasis que parezca poner Eastwood en ella─, y rebotada contra una banda sonora tan escasa como errónea en su disposición y composición. Con un correcto elenco central, un ritmo sostenido que tan sólo apreciarán aquellos que estén dispuestos a dejarse llevar por la melancolía de sus permanentes claroscuros, y algunas vetas de humor destiladas desde la humanidad afectada que preña el tríptico de sentimientos encontrados, la sensación final se acerca a una percepción habitual en el séptimo arte reciente: bonito, pero hueco.

Calificación:
5/10

En las imágenes: Fotogramas de “Más allá de la vida” © 2010 Warner Bros. Pictures, Kennedy/Marshall Company y Malpaso Productions. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir