Síguenos

«Melancolía»: Apocalipsis romántico

Críticas

«Melancolía»: Apocalipsis romántico

Lars von Trier construye un fin del mundo intimista, de hipnótica belleza y sin esperanza para la humanidad. «Melancolía» es una película magnífica y rotunda, con un extraordinario pulso interpretativo entre Kirsten Dunst y Charlotte Gainsbourg.

El preludio de «Tristán e Isolda», de Richard Wagner, repetido hasta la saciedad en «Melancolía» (ver escenas) e incluso ya en su mismo tráiler, señala las intenciones del siempre temible, siempre fascinante Lars von Trier de lanzarse de cabeza al romanticismo alemán en su último trabajo. A su vez, establece la accidental —¿accidental?— conexión entre la conveniente apropiación y reinterpretación del nacionalismo wagneriano a manos de posteriores corrientes nacionalsocialistas con las desafortunadas declaraciones del polémico director danés en el pasado Festival de Cannes. Sea como sea, hay un misterio Von Trier detrás de la polémica, debajo de cada salida de tono o presunto ramalazo narcisista, fascista o cualquiera que sea la provocación de turno: tras esa figura voluntariamente hipermediatizada se halla un cineasta contundente, cuya filmografía no podría presentar coherencias más malignas, pero coherencias al fin y al cabo, que hacen crecer a pasos agigantados un cine que eleva la fatalidad interior a la categoría de sentimiento universal, en el que ya no hay catarsis posible.

«Melancolía» se constituye como extraña y magnífica segunda parte de un díptico sobre el Apocalipsis que completaría «Antichrist» (2009). Ambas optan por un fin del mundo intimista y salvaje, pero mientras que aquella lo hacía con estatus de exorcismo personal y grafismo pasado de rosca, aquí lo apocalíptico se conjuga con la ciencia-ficción libre, el melodrama con saña hacia la clase alta y la elegancia límpida e hipnótica del tableau vivant. Ya en el soberbio prólogo, Wagner mediante, Von Trier sintetiza su obra a través de escenas escogidas en slow motion, reproducciones de la «Ophelia» de John Everett Millais y de Pieter Bruegel hasta alcanzar la anunciada destrucción final. El acto es temerario, un órdago a la grande desde el mismo inicio que descarta la atención en otra cosa que no sea el díptico central, la contraposición a todos los efectos de los retratos de las hermanas incorporadas por Kirsten Dunst y Charlotte Gainsbourg en extraordinario pulso interpretativo. Una (Justine/Dunst), habla del rechazo a la convención social, la inadaptación a la celebración y el ritual que finalmente es sinónima de la naturaleza instintiva y, por ende, del rechazo de la comunidad. La otra (Claire/Gainsbourg), encarna la contraria adecuación, la integración en el orden presupuesto de las cosas que, cuando toca a su fin, resulta en primera víctima del caos. Es en la convergencia de ambos espíritus en el momento de hacer frente a la extinción, ni que decir tiene, donde se dan las más perversas lecturas de parte del autor, conclusiones sin piedad ni oportunidad a una redención que trascienda lo humano y terrenal —véase el final de «Rompiendo las olas» (Von Trier, 1996)—.

Que la entera película esté dispuesta como prolongado clímax en el que los hechos quedan ya contados desde el principio, sin duda ayuda a crear un caldo de cultivo en el que la desesperanza se abre paso con más convencimiento pero menos violencia que en «Antichrist». Es en esa tesitura que consolida un ideario y un fatalismo ya conocidos en la trayectoria del director de «Dogville» (2003), pero jamás apuntalados con la serenidad y fascinación aquí desplegada. Traducir la herencia tarkovskiana de los grandes planos generales en poderosos encuadres catastrófico-románticos o atacar al contrato social con la vehemencia tranquila de un Ingmar Bergman son, en fin, derivaciones ya maduras que inscriben de lleno a Von Trier en una tradición europea de autoría rotunda ya no tan viva, ajena a una extendida invisibilidad.

Calificación: 8/10

Imágenes de “Melancolía”, película distribuida en España por Golem (fotos por Christian Geisnaes) © 2011 Zentropa Entertainments, Memfis Film, Slot Machine, BIM Distribuzione, Eurimages, Trollhättan Film AAB, arte France Cinéma y Zentropa International Köln. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Subir