Síguenos

Críticas

«Men in Black 3»: La saga remonta

Digno remonte de una saga que había perdido fuelle en su segunda entrega. La acción mejora notablemente gracias al tramo de los viajes temporales, la irrupción de Josh Brolin y el traslado del código «Mad men» al universo blockbuster.

Argumentaba Anthony Lane en las páginas de un New Yorker de 2010 que se había vuelto necesario reivindicar clásicos del 3D olvidados por la avalancha de las nuevas producciones. En 1969 se estrenó, empleando esta tecnología tridimensional, una película mencionada por Lane, “International Stewardesses”, y ese mismo año es el escogido por el guion de “Men in Black 3” (ver tráiler, escenas y videoclip) para que el agente J (Will Smith) lo visite en un salto temporal que consiga salvar a su compañero y mentor, el agente K —Tommy Lee Jones en 2012, Josh Brolin en 1969—, de un asesino alienígena recién escapado de su prisión lunar. Esos nexos en apariencia arbitrarios entre 1969 y la actualidad de la trilogía de Barry Sonnenfeld se revelan claves a la hora de entender el alma del blockbuster contemporáneo, necesitado de una reformulación en clave pasada para reconectar con sus esencias.

Los logros de la saga parecían haberse evaporado con la mediocre “Hombres de Negro II” (Barry Sonnenfeld, 2002), de modo que esta nueva entrega se aferra con menos humor del habitual pero mucha más inteligencia a un viejo truco: el esquema de las cintas de viajes temporales. Y lo hace luciendo un estilo agradable y ágil, sobre el que resalta el aparataje visual de aroma LucasArts y los contrastes entre el agente J y los últimos sesenta, con toda su mitología del Apolo 11, la segregación racial y el arte marciano de Andy Warhol. Las cadenas de causalidades o casualidades que hilan una trama realmente entretenida, a pesar de sus lagunas y sus tiempos muertos para tocar la fibra sensible, consiguen lo inaudito de cerrar la trilogía con elegancia, aunque se avisten en el futuro próximas secuelas. Los diseños alienígenas reconocibles por el fan y los cameos de famosos que parpadean en monitores de fondo se respetan como señas de identidad de una franquicia que no teme ser otro producto de temporada, pero con el extra añadido de la nostalgia.

Evidentes ecos de Robert Zemeckis o «Timecop» (Peter Hyams, 1994) —y una pizca sospechosa de “Harry Potter y el prisionero de Azkaban” (Alfonso Cuarón, 2004) y «Príncipe de Persia: Las arenas del tiempo» (Mike Newell, 2010)— aportan calor y color a una película que corría el riesgo de quedarse estancada en otro juego más de un 3D de apariencias experimentales. En este caso se demuestra como recurso prescindible, a pesar de secuencias como la pelea en el chop suey y los forcejeos en los andamios del cohete lunar, que no alcanzan el nivel de vértigo que sí tuvo, por ejemplo, el momento torre de Dubai en otro franquiciado como “Misión: Imposible – Protocolo fantasma” (Brad Bird, 2011). Por fortuna, las técnicas tridimensionales que se remontan más allá de 1969 no empañan la suma ganadora de buddy movie y paradojas temporales, prueba de que para que el blockbuster continúe creciendo debe ser pirotécnicamente humilde.

Calificación: 6/10


Imágenes de “Men in Black 3″, película distribuida por Sony Pictures Releasing de España © 2012 Millennium Films, Nu Image Films, Paramount Pictures, Amblin Entertainment y Parkes/MacDonald Productions. Todos los derechos reservados.

Continue Reading

Busca tu película

Subir