Síguenos

Críticas

«Midnight in Paris»: Ulises enamorado

Ficha película Midnight in ParisSinopsis Midnight in ParisCartel Midnight in ParisImágenes Midnight in ParisTráiler Midnight in Paris
Escenas Midnight in ParisNoticias Midnight in ParisPrevia estreno Midnight in ParisCríticas Midnight in ParisComentarios Midnight in Paris

«Midnight in Paris» es la película más inspirada de Woody Allen en años, una obra bellísima y llena de infinitas delicias, de poesía accidental. Un ataque devastador contra la nostalgia que destila romanticismo espontáneo bajo la lluvia parisina.

«En defensa de Woody Allen». Así rezaba la portada del número de abril de Sight & Sound, publicación que dedicaba su tema central y a través de Brad Stevens a la vindicación de los últimos trabajos del director neoyorquino argumentando la confianza y vitalidad que emanaban esas películas de la acordada como su etapa europea. Es una defensa justa para remendar una tendencia crítica a valorar esas últimas obras como menores, turísticos y caprichosos coletazos de un realizador en presunto ocaso de su carrera, sin entrar siquiera a diseccionar las tonalidades de un cine en realidad renovado, de vuelta de todo y más libre para permitirse no buscar la genialidad, sino encontrársela en el camino.

«Midnight in Paris» (ver tráiler y escenas) encaja en esa certeza que encierra un cineasta joven con casi media centena de película a sus espaldas. Si todavía no la han visto, paren de leer aquí y esperen a haberlo hecho. Sólo así podrán disfrutar de las infinitas delicias de la obra más inspirada del autor en años, también la de más poesía accidental, la más pura en su romanticismo espontáneo bajo la lluvia y la que constata con más sorna el condicionamiento cultural de la mirada norteamericana sobre los mitos europeos. Así es el periplo nocturno y a través del tiempo, sin más recurso de transición que el mismo paseo, que lleva a Gil Pender (Owen Wilson), guionista de éxito con vocación literaria, a ser un Stepehen Dedalus que camina su propio «Ulises» en el París noctámbulo de los años 20. Ni que decir tiene, los bandazos por la noche parisina llevan al perdido protagonista a conocer a sus héroes personales y demás genios de ese tiempo: Ernest Hemingway (Corey Stoll) busca alguien con quien pegarse, Cole Porter canta su Let’s do it (Let’s fall in love) al piano y Zelda Fitzgerald (Alison Pill) tienta el suicidio ante los flirteos amorosos de su marido Francis (Tom Hiddleston). Pender se frota los ojos, reescribe su vida y su incipiente novela, y en una fantástica travesura metaficcional, le pide dictamen a Gertrude Stein (Kathy Bates).

He ahí la jugada maestra de Allen: articular un ataque devastador contra la nostalgia que ensalza cualquier pasado como mejor, revocar ese ideal de los eternos soñadores y rematarlo, además, con un desencuentro sobre las opiniones que merece la Belle Époque entre el artista y su hallada musa (Marion Cotillard), vía chiste en el Moulin Rouge del que participan Toulouse-Lautrec, Degas y Gauguin. Si además ese recorrido pone de manifiesto la necesidad, incluso la del mismo artista, de reducir la complejidad de sus ídolos intemporales a estereotipos fantaseados —Dalí y sus rinocerontes, Buñuel sin entender el argumento de «El ángel exterminador» (Luis Buñuel, 1962) que le sugiere el protagonista—, entonces la broma es soberbia a costa de derribar deidades y perder complejos, beneficios de la sabiduría de un cineasta más divertido que nunca con su obra, más magnífico tras su aparente levedad.

Lejos de las postales bañadas en vino y rosas de «Vicky Cristina Barcelona» (2008), cerca de los compases de George Gershwin sobre la embelesada mirada a la vida y rincones de «Manhattan» (1979), los primeros minutos de «Midnight in Paris» recorren las calles de París con la actitud de una cámara enamorada y el único acompañamiento de la banda sonora. Un prólogo sin palabras, que vive un día de la ciudad mientras admira su belleza. O sea, una declaración de amor espléndida antes de olvidar landmarks (1) y adentrarse en las esencias de cada esquina y cada encuentro, de tiendas de discos viejos y bistrós, de amores y celos que nacen en clubs que asoman a las calles del Barrio Latino. Fotogramas tocados de sentimiento y de gracia, la que sólo pertenece a los gigantes cuando menos se espera de ellos.

Calificación: 8/10

(1) Enclaves turísticos.

Imágenes de “Midnight in Paris”, película distribuida en España por Alta Classics © 2010 Mediapro, Versátil Cinema y Gravier Productions. Todos los derechos reservados.

Continue Reading

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir