Síguenos

Críticas

«Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres (2011)». El remake necesario

David Fincher se encarga de revisitar una de las pocas producciones no americanas que necesitaban un remake urgentemente, con un resultado tan espectacular como era de esperar. Rooney Mara brilla en la oscuridad.

Mikael Blomkvist (Daniel Craig) es un periodista públicamente defenestrado por sus calumnias. Lisbeth Salander (Rooney Mara) es una chica especial. Sus caminos se van a cruzar de un modo tentadoramente inevitable. David Fincher vuelve a la carga con “Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres” (ver tráiler), nueva adaptación cinematográfica del pelotazo editorial de Stieg Larsson que marca una curiosa pirueta industrial; y es que la versión previa dirigida por Niels Arden Oplev en 2009 es una de esas raras producciones no americanas que necesitaban imperiosamente una revisitación a cargo de Hollywood. Tarde o temprano tenía que llegar, y mira tú por dónde, aquí está. Y de qué manera. Lo malo es que la continuidad de la trilogía depende de los resultados en taquilla de esta escalofriante primera entrega, en una elevación al cubo de aquella máxima impepinable que reza que el cliente ─el público, en este caso─ manda. A ver qué pasa.

«No averiguaré algo que usted no ha logrado en cuarenta años». A estas alturas de la carrera de Fincher, uno de los últimos cineastas libres ─¡esos créditos!─ que baila con las majors en la soleada California, sería redundante decir que la película es una auténtica delicia técnica. Pero es lo que hay: una puesta en escena soberbia, tan voluntariamente fría como la historia que cuenta ─que no es sino una brutal crítica a la mugre que palpita en el corazón de la Europa más próspera─, y más gélida aún que el marco, casi pictórico, en el que se desarrolla. Prístina fotografía ─exteriores luminosos, interiores en los que casi se masca el ambiente─, una dirección artística mimosa y planificada al milímetro, juegos compositivos en el montaje, ritmo hipnótico e inquebrantable y un aspecto musical ─sea como acompañamiento o como banda sonora─ que se convierte en un personaje más a la hora de atrapar al espectador durante, aunque parezca mentira, más de dos horas y media que pasan en un abrir y cerrar de ojos.

Destapando secretos y mentiras, perversiones a todos los niveles y oscuridades que tienen su origen en los tiempos en los que los nazis poblaban la Tierra, Daniel Craig encuentra en Mikael Blomkvist uno de los personajes más acertados de su carrera, afortunado en el despliegue de su química inmediata con una maravillosa Rooney Mara cuya Lisbeth Salander devora cada fotograma que aparece en pantalla ─ella es el motivo de todo esto, como subraya ese efectivo, vibrante y finalmente entristecedor epílogo de veinte minutos que termina de construir al personaje de cara al futuro─. Existen lugares al otro lado de la pantalla donde se está muy a gusto, aun a pesar de la maldad descorazonada que impera en el ambiente. Twin Peaks es uno de estos lugares; la isla de los Vanger es otro. Lugares de los que no nos queremos ir, aunque el precio a pagar sea, en este caso, sucumbir a los encantos envenenados de la chica del dragón tatuado. Parece justo.

Calificación: 8/10


Imágenes de “Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres”, película distribuida por Sony Pictures Releasing de España © 2011 Film Rites, Metro-Goldwyn-Mayer, Scott Rudin Productions y Yellow Bird Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir