Síguenos

«Misión: Imposible – Protocolo Fantasma». Viajes de espías

Críticas

«Misión: Imposible – Protocolo Fantasma». Viajes de espías

A pesar de que no posee la fuerza dramática y emocional de su antecesora, nos hallamos ante una amena película de acción que incluye un brillante tramo medio que deja al público pegado en su butaca.

A estas alturas ya no nos sorprende que un realizador proveniente del mundo de la animación dé un paso adelante en su carrera y se atreva a dirigir películas de imágenes reales. Lo hizo con fortuna Andrew Adamson («Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario»), y otros cineastas como Andrew Stanton («John Carter») o Phil Lord y Christopher Miller («21 Jump Street») nos mostrarán sus trabajos con actores de carne y hueso el año que viene. Antes de embarcarse en «1906», Brad Bird también ha querido coquetear con este tipo de cine y, por fortuna, la jugada no le ha salido mal (al menos desde un punto de vista artístico y siempre teniendo en cuenta que nos hallamos ante un simple divertimento que se aleja de la espléndida calidad de sus anteriores cintas de dibujos animados, caso de la encantadora «El gigante de hierro» o de la simpatiquísima «Ratatouille»).

Y es que «Misión: Imposible – Protocolo Fantasma» (ver tráiler) no oculta en ningún momento su condición de película comercial. Así, para ello utiliza elementos comunes que aparecen en todas aquellas producciones que pretenden agradar al público con el no siempre fácil objetivo de mantenerlo entretenido durante un par de horas. Insisto, Bird lo consigue, si bien se nota que el guión de Josh Appelbaum y André Nemec no está lo suficientemente trabajado como para cumplir al cien por cien con dicho propósito. Por ejemplo, el desarrollo del relato cae en la descompensación, encontrándonos con un arranque en Moscú demasiado largo y un tramo central en Dubái que, por el contrario, presenta un perfecto equilibrio entre la acción, el thriller e incluso el humor. Estos minutos son realmente brillantes y eclipsan al resto de las partes en las que claramente se divide la narración. Por otro lado, se echa en falta el tono dramático y emocional que sí estaba presente en la trama de «Misión: Imposible III» (aunque hay algo de ello, considero que su introducción parece un tanto forzada).

En donde sí hallo una mejora con respecto a su antecesora es en la puesta en escena. Con Bird nos enteramos en todo momento de lo que acontece en la pantalla, mientras que J.J. Abrams, uno de los productores de esta secuela, se decantaba por unos montajes algo más precipitados. Pasemos a hablar de los nuevos personajes, que son incapaces de hacerle sombra a Ethan Hunt, de igual modo que se puede decir lo mismo de los actores que los interpretan (Jeremy Renner, Paula Patton) en comparación con Tom Cruise (por otro lado, los guionistas tendrían que haberse comedido a la hora de recuperar a Benji, al que da vida Simon Pegg). A destacar la presencia de un sólido reparto internacional (Michael Nyqvist, Léa Seydoux, Vladimir Mashkov y Anil Kapoor, quien, por cierto, será la principal estrella de la versión india de la serie de televisión «24»). Para concluir, y ya que el agente 007 se nos ha vuelto tan realista, parece que la saga «Misión: Imposible» se ha convertido en un ideal reemplazo para aquellos espectadores que echan en falta al clásico James Bond. Salvo que «007 Skyfall» lo remedie…

Calificación: 6/10


Imágenes de “Misión: Imposible – Protocolo Fantasma”, película distribuida en España por Paramount Pictures Spain © 2011 Bad Robot, Paramount Pictures y Skydance Productions. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir