Síguenos

«Moneyball: Rompiendo las reglas». Suma de factores

Críticas

«Moneyball: Rompiendo las reglas». Suma de factores

Fantástico drama que mediante la suma de los factores humano y matemático logra trascender su propio marco deportivo y ofrecer una historia universal. Brad Pitt rebosa carisma en una propuesta sólida y emocionante.

Billy Beane (Brad Pitt) es el mánager de los Oakland Athletics, equipo de béisbol cuyo presupuesto no puede competir con el de las grandes franquicias. Con la ayuda de Peter Brand (Jonah Hill) va a intentar adaptarse. Tras pasar por un montón de problemas para gestarse ─nunca sabremos qué habría hecho Steven Soderbergh, aunque imaginamos que algo más críptico y arriesgado en la forma─ por fin tenemos aquí “Moneyball: Rompiendo las reglas” (ver tráiler), con todo una estupenda propuesta dramática que esperemos tenga una oportunidad en la cartelera nacional. El palco reticente a bucear en un drama ambientado en el deporte nacional yanqui puede abandonar sus prejuicios: tiene sobradas virtudes para satisfacer a una platea global.

«Se trata de reducirlo todo a un número». Y es que como gran película que es, el segundo trabajo de Bennet Miller propone una historia universal en la suma de sus dos factores principales. En lo tocante al factor humano, porque no es sino un cuento de superación de barreras no solamente personales mediante la defensa férrea e inquebrantable de la idea de que las cosas pueden cambiar con la convicción, el coraje y el valor necesario; y en cuanto al factor puramente matemático ─que en principio puede parecer entrar en contradicción con el anterior, por sugerir el abandono del elemento romántico de los descubridores de talentos innatos─, porque aboga por la eficacia en la gestión y la certeza de que las virtudes de los grandes muchas veces sólo dependen de una cuestión puramente fiscal. David contra Goliat, vía ecuación numérica. Y sin éxito garantizado.

Además, el guion de esos dos monstruos que son Steven Zaillian y Aaron Sorkin apoya la serena, abierta y asequible labor de dirección de Miller, que afortunadamente esquiva sin problema alguno los siempre cenagosos terrenos estético-emocionales del telefilm de sobremesa ─que podía haber pasado perfectamente, no vamos a ser tan cándidos; pero no, esto no es “The blind side”─. La banda sonora no abusa, acompaña, al igual que una edición y fotografía que dejan pista libre para que Brad Pitt, el intérprete que mejor uso hace de los snacks y la bollería en el Hollywood moderno, se luzca en su papel de Beane, carismático e inquebrantable ─una vez más, después de “Drive”, hay que agradecer a Hugh Jackman que se cayera de un proyecto─; Jonah Hill funciona muy bien, y Philip Seymour Hoffman se come la pantalla desde la indolencia descreída de su personaje. Y atención al papelito de Spike Jonze. Todos listos para embasar.

Calificación: 8/10


Imágenes de “Moneyball: Rompiendo las reglas”, película distribuida por Sony Pictures Releasing de España © 2011 Michael De Luca Productions, Scott Rudin Productions y Specialty Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad
Publicidad

Anna Karenina: La venganza es el perdón

Lo más leído

Subir