“Monstruos contra alienígenas”: Los nuevos héroes ya no son lo que eran

Escrito por el 09.04.09 a las 11:20

Una película para todos los públicos con abundantes guiños cinéfilos. Sus personajes son simpáticos pero con escasa chispa, lo que hará que el público infantil pase un rato entretenido, pero no abandone a sus héroes de antaño.

Hubo un tiempo, hace ya muchos años, en que indios y vaqueros o ganaderos y agricultores se disputaban las grandes praderas del Oeste americano. Poco después, vimos cómo las bandas de gánsters o las familias mafiosas rivalizaban por el control de las calles y sus negocios bajo la mirada —muchas veces corrupta— de la policía local, para más tarde asistir al enfrentamiento espacial de soviéticos y americanos durante la llamada Guerra Fría. Pero todo eso sucedía en el siglo pasado, porque la generación de internet y del iPod reclama otro tipo de aventuras visuales y nuevos héroes ya desde su más tierna infancia. Por eso, los responsables de DreamWorks se han lanzado al mundo del 3D con “Monstruos contra alienígenas”, la primera cinta animada hecha íntegramente pensando en este formato —no será fácil apreciarlo porque no son muchos los cines preparados para el evento—, y en la que los monstruos se hacen humanos para repeler un ataque alienígena que amenaza a un planeta llamado Tierra.

Ampliar imagen

Aquí Rob Letterman y Conrad Vernon, responsables de “El espantatiburones”, y “Shrek 2”, respectivamente, se proponen hacer una película para todos los públicos e incorporan, por ejemplo, algunos diálogos irónicos sobre el presidente de los Estados Unidos buscando la complicidad de los adultos, mientras que con otros gags y el mensaje lleno de moraleja, buscan al espectador más infantil. Los abundantes guiños cinéfilos hechos a “Encuentros en la Tercera Fase”, “Mars Attacks!”, “La guerra de las galaxias”, “Monstruos, S.A.”, “¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú” y a tantos títulos del género con OVNIS, héroes y catástrofes… buscan a su vez al espectador nostálgico, que se regocijará al descubrir esas resonancias y muchas más. La historia que cuenta, por otra parte, es muy sencilla —casi habría que decir simple— y se desarrolla sin sorpresas ni giros que aporten gran intensidad dramática, ni cómica ni emotiva.

Ampliar imagen

Existen algunos momentos conseguidos, pero no acaban de sacar partido a unos monstruos que suenan a déjà vu e inferiores a otros que el joven espectador conserva en su memoria, mientras que el robot alienígena nos hace añorar a EVA de “WALL·E (Batallón de limpieza)”, o la protagonista Susan no pasa de ser una buena e ingenua chica pija que necesita de un meteorito para despertar la realidad de un novio egoísta. Son personajes simpáticos pero con escasa chispa, salvo alguna de las intervenciones de B.O.B., el más ingenioso y gracioso, pero que también recuerda al desmemoriado pez de “Buscando a Nemo”. Todas las caracterizaciones son más bien planas y de poco desarrollo, sin doblez ni carga metafórica, y sólo algunos toques de modernidad en el lenguaje intentan acercar la historia al espectador actual.

Ampliar imagen

Entonces, ¿qué queda para estos creadores de animación? Pues una narrativa ágil y bien construida, una técnica depurada —vistosa, sobre todo en las escenas de acción— y una historia que se ve con una sonrisa aunque no llegue a la risa más que puntualmente: una llamada a la solidaridad y la amistad, a la tolerancia con los que son distintos —monstruos— porque forman parte del equipo para salvar el mundo, a la autoestima y generosidad como vehículos para la maduración —eso de crecer en tamaño quiere ser metáfora de otro crecimiento interior en Susan, pero no funciona bien—. Buenos mensajes para un público infantil que pasará un rato entretenido, pero que no abandonará a sus héroes de antaño ni los sustituirá por estos nuevos monstruos por mucho que estén en 3D. Puestos a elegir, nos quedamos con la familia increíble, con los monstruos —niña incluida— de Pixar, e incluso con el viejo Shrek y sus gamberros compañeros de fatigas.

Calificación: 5/10

En las imágenes: Fotogramas de “Monstruos contra alienígenas” – Copyright © 2009 DreamWorks Animation. Distribuida en España por Paramount Pictures Spain. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1 - La Mirada de Ulises » Blog Archive » Unas gotas de buen cine en la cartelera de abril - 12:26 - 03.05.09

[…] En otro orden que la cinta de Miyazaki, pero adecuada para un público infantil, está “Monstruos contra alienígenas”, intento de DreamWorks por revolucionar la animación con el 3D: aunque resulta entretenida y […]



1

Resident Evil: El capítulo finalManchester frente al marMúltipleLa ciudad de las estrellas: La La Land

Resident Evil: El capítulo final
Manchester frente al mar

LionFiguras ocultasxXx: ReactivatedVivir de noche
Los del túnelContratiempo - película¡Canta! - películaPassengers

Múltiple
La La Land
Lion
Figuras ocultas
Ballerina
xXx: Reactivated
Vivir de noche
Contratiempo
¡Canta!
Los del túnel
Silencio
Solo el fin del mundo
Underworld: Guerras de sangre
¿Tenía que ser él?
Proyecto Lázaro
La autopsia de Jane Doe
La tortuga roja
Passengers
Comanchería
Rogue One: Una historia de Star Wars
Hasta el último hombre
La llegada (Arrival)
Animales nocturnos
Un monstruo viene a verme
Vaiana
 
Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Deadpool y otros nueve estrenos con otro tipo de héroes y estrellas

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.