“Moonrise kingdom”: El niño atrapado en Wes Anderson

Escrito por el 18.06.12 a las 12:06

Wes Anderson nos regala la que probablemente sea la película más bella de lo que llevamos de año, en la que el niño que lleva dentro toma el mando sin complejos. “Moonrise kingdom” es una mirada al eterno verano de la infancia.

Es curioso que, cuando Wes Anderson se adentró en la adaptación de una obra de Roald Dahl en “Fantástico Sr. Fox” (2009), el resultado presentaba más claves para el público adulto de lo que cabría imaginar al provenir de uno de los grandes de la literatura infantil —aunque si uno se fija mejor en la obra de Dahl, quizá no sea tan extraño—. Y de hecho, ha habido que esperar a su siguiente entrega, esta gozosa “Moonrise kingdom” (ver tráiler y escenas) que ahora llega a nuestra cartelera, para darnos de bruces con el niño que hay dentro de Anderson, y que ha ido mostrándose poco a poco a lo largo de su filmografía. Porque no ha sido hasta ahora cuando ese sustrato infantil ha tomado definitivamente el mando sin complejos. Como por arte de magia, lo que a veces era acusado de construcción meramente intelectual y estilística, de pose, en Anderson, se viene abajo y el relato fluye con una belleza y naturalidad que hacen de esta la cinta más accesible del director.

Aunque quizá esto no sea tan cierto y no deje de ser un adulto el que lanza su mirada al eterno verano de la infancia, un mundo que se autoconsumía con la llegada del nuevo curso y en el que podías vivir una experiencia completa con una intensidad que luego te era arrebatada. Por un lado, nos damos cuenta de que es Anderson el que se transmuta en niño, hasta el punto de que las proporciones de las habitaciones en las que vive Suzy (Kara Hayward) son inmensas en relación a sus pequeños ocupantes. Todo lo contrario sucede con las estancias donde sólo habitan adultos —la casa del capitán Sharp (Bruce Willis), la estancia de la telefonista, el frío y burocrático aspecto de la oficina de la representante de los Servicios Sociales (Tilda Swinton)—: cerradas, claustrofóbicas y exactamente del tamaño de las expectativas defraudadas.

A eso hay que unir la paleta de colores de Anderson, un uso del rojo y el blanco que parece remitir al mundo de Snoopy, unas tiras que en realidad lanzaban una mirada más nostálgica del mundo infantil de lo que su conversión en icono pijo hace suponer. Y sobre todo, una seriedad en las declaraciones de los niños que, lejos de convertirlos en ridículos, los hace extrañamente adultos frente a quienes les rodean, incapaces de ver que la isla en la que viven es un pequeño paraíso, y que sólo saben reconcomerse en sus carencias de afecto, en su esclavitud por la rutina, o en el simulacro de autoridad y paternidad que hace ponerte al mando de un grupo de críos como si fueras uno más —impagable el momento en el que uno de los scouts le pregunta al jefe de tropa (Edward Norton) si tiene un trabajo de verdad—.

Así, con una libertad extrema en la que cada detalle está cuidado al máximo, Wes Anderson nos regala la que probablemente sea la película más bella de lo que llevamos de año, lo que inevitablemente la convierte, también, en una de las más melancólicas. Un juego que conviene apurar hasta el último momento: no salgan de la sala en cuanto comiencen los títulos de crédito; aquí no hay escenas añadidas, pero sí un delicioso guiño que habremos visto varias veces a lo largo de la cinta, y que durante los rótulos pasa a aplicarse a la partitura de un cada vez más grande Alexandre Desplat.

Calificación: 10/10


Imágenes de “Moonrise kingdom”, película distribuida en España por Alta Classics © 2012 American Empirical Pictures, Indian Paintbrush, Moonrise y Scott Rudin Productions. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1 - Sir Royal Tenenbaum - 17:41 - 26.06.12

Maravillosa, emocionante, divertida, bellisima, melancolica … sales del cine recordando el niño que fuiste y el hombre en el que te has convertido, los sueños dejados en el camino, los recuerdos que creias olividados … Y va mejorando una vez vista. DE lo mejor de Wes Anderson



1

 
Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Una semana de auténticos gigantes: Polanski, Gilliam, Kubrick y Camarón

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.