Inicio > Críticas de cine > “Nacidas para sufrir”: Las retorcidas inten...

“Nacidas para sufrir”: Las retorcidas intenciones de la soledad

Escrito por el 18.02.10 a las 11:09

FichaCartelFotosSinopsisTráilerClipsPreviaCríticasNoticias

“Nacidas para sufrir” es una película tragicómica y costumbrista, aunque sin frescura y vitalismo, con un guión bien construido y un trabajo excelente de sus dos actrices principales, Petra Martínez y Adriana Ozores.

El mismo título “Nacidas para sufrir” y el diseño del cartel dejan ver ya el tono tragicómico y costumbrista de la película de Miguel Albaladejo, y más cuando un travelling nos muestra, en la primera secuencia, unas hermosas flores… hasta que la cámara se eleva y descubrimos que pertenecen al ataúd y velatorio por una anciana fallecida. Esta pequeña cinta que se ha colado en la Berlinale no perderá ese tono castizo y de humor negro durante todo su metraje, y el espectador pasará un rato entretenido —con una sonrisa, pero con pocas risas— oyendo chismes de cualquier pueblo de la España profunda, atisbando las retorcidas intenciones de dos mujeres que temen quedarse solas en sus últimos días de vida. Una película de personajes arquetípicos para mostrar el miedo a la soledad, y también la difícil relación de dos personalidades tan opuestas como necesitadas la una de la otra.

Flora es una mujer mayor y soltera, de carácter fuerte y dominante, que se ha pasado la vida cuidando de los suyos y que ahora teme ser llevada a una residencia de ancianos por sus sobrinas. Ni corta ni perezosa, decide desheredarlas y hacer testamento a favor de Purita, mujer buena y trabajadora que le ha ayudado a cuidar a su difunta tía. Para asegurar que la va a tener siempre a su lado, se acoge a la fórmula del matrimonio por conveniencia como contrato más seguro. La esperpéntica solución generará enfados y habladurías, equívocos y celos, y otras curiosas situaciones que vendrán a complicarse cuando salga a escena la madre de Purita, también impedida y con sus propias intenciones, lógicas pero también mezquinas. Sin embargo, en el dibujo de personajes vislumbramos cómo la aparente fortaleza y determinación de Flora esconde una fragilidad profunda y un temor obsesivo, mientras que la debilidad de la inocente Purita se convierte en su propia armadura en un mundo complicado.

Ambas se necesitan en su diferencia de caracteres, pues el orgullo y la autoridad de Flora precisan de la bondad y solicitud natural de Purita, lo mismo que el sentimiento de ceder y conceder de una se completa con la necesidad de sentirse perdonada de la otra. Entre medias, muchos temas para enraizar lo rancio en nuestro tiempo, con la ingratitud de los hijos y la reclusión de los ancianos, el matrimonio y la homosexualidad, el divorcio y la inmigración, el maltrato doméstico y el abuso de los picapleitos… muchos asuntos tocados tangencialmente y de modo cómico, pero que hacen que nos movamos en un terreno inundado de tópicos que cargan la historia, la hacen previsible y en algún momento también anodina y alargada. Correcta ambientación llena de casticismo —como esa verbena de pueblo— y alguna escena más lograda como la visita a la residencia, con los irónicos comentarios de las dos ancianas que pelean sagazmente por un futuro seguro.

Sin embargo, en su descaro hay que decir que el guión está bien construido en sus giros y que el retrato de Flora es excelente, con una complejidad que el rostro de Petra Martínez deja ver en una gran interpretación. Buen trabajo también de Adriana Ozores en un papel difícil que no va con su carácter y que en ocasiones le obliga a parecer un poco forzada. Algunos secundarios resultan muy explicativos en sus comentarios y esquemáticos en sus actitudes (las sobrinas o el cura, por ejemplo), pero existe una mirada comprensiva hacia todos. Una película muy femenina y costumbrista, con resonancias del “Volver” de Almodóvar, pero sin su frescura y vitalismo, porque a Albaladejo se le acartonan los arquetipos populares, y sólo la pareja protagonista saca algo de chispa y sentimiento en esta esperpéntica, rocambolesca historia.

 

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “Nacidas para sufrir” – Copyright © 2009 Castafiore Films, Tornasol Films y Nacidas Para Sufrir AIE. Distribuida en España por Alta Classics. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - sagrario - 23:57 - 22.03.10

Es una pelicula nada costumbrista, fresca, joven, actual, y queriendo hacer de este mundo un espacio más amable para más gente. Espero hagan muchas mas. un saludo att. sagrario



1 - La Mirada de Ulises » Blog Archive » Febrero, un buen mes para ir al cine - 23:21 - 03.03.10

[...] en un “Invictus” que homenajea a Nelson Mandela, o a Petra Martínez y Adriana Ozores en “Nacidas para sufrir” en lo que quiere ser una tragicomedia costumbrista de la España profunda. Tampoco merece mucho la [...]




   "Los pingüinos de Madagascar": Te gusta el mue...
   "Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 1". Só...
   "Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 1". Me...
   "The skeleton twins": Futuro incierto
   "Dos tontos todavía más tontos": Veinte años n...
   "Orígenes": Debajo de esas dos cejas
   "Escobar: Paraíso perdido". Hola, patrón
   "Interstellar": Cobijo exterior, cobijo interior
   "Matar al mensajero": Verdad o mentira
   "Interstellar": Amigo conductor
   "Los Boxtrolls": Este lado hacia arriba
   "[Rec]4 Apocalipsis": Residente vil
Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


 
Mapa del sitio Más secciones Archivo de películas Facebook  Twitter  Google+  RSS
Nube de tags:  los juegos del hambre sinsajo | mortadelo y filemon | los pinguinos de madagascar | dos tontos todavia mas tontos | interstellar

© LABUTACA.NET - Avda. Jacarandas, 2, 722 - 46100 Burjassot, Valencia, España - Telf.: 96 375 58 22 - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.