Síguenos

«Nine»: Tengo mis dudas de que a Rob Marshall de verdad le gusten los musicales

Críticas

«Nine»: Tengo mis dudas de que a Rob Marshall de verdad le gusten los musicales

FichaCartelFotosSinopsisCómo se hizoTráilerClipsEntrevistas
PreviaCríticasNoticiasComentarios

Rob Marshall desaprovecha los mimbres y el inmenso reparto. Da igual quién ocupe el escenario o qué haga el cuerpo de baile, porque el montaje, los encuadres, todo procurará desbaratar cualquier inspiración que hubiera tenido el coreógrafo.

Rob Marshall sigue siendo un nombre de referencia en el escueto mundo del musical cinematográfico actual, pero uno no acaba de entender por qué. Si ya hacía de «Chicago» una experiencia como película que se quedaba lejos del potencial de la obra original, lo que ofrece en «Nine» es casi un manual de lo que no debe hacerse cuando uno se adentra en el género. Si además añadimos que el material del que parte no es tampoco demasiado brillante (a tenor de lo visto en pantalla, no se puede decir que ni las canciones ni los números musicales sean de los que marcan época, pero vete tú a saber con lo mal que está rodada), hay que convenir que el único interés que reside en la película se circunscribe al recitado del reparto, una alineación por la que cualquier director mataría. Eso sí, a él no le impide desperdiciarlo. Y eso, en cierta manera y bien mirado, sería una muestra de chulería… si no ocultara más bien, nos tememos, una simple y clamorosa incapacidad para llevar el timón de una producción como esta.

Desde luego, cualquier comparación con el anterior musical que llegó a los Oscar®, el «Dreamgirls» (2006) de Bill Condon, no hace más que resaltar todavía más las fallas de «Nine». Si en aquella el director sabía sacar partido de sus canciones con una planificación de los números que extraía todo el potencial de los actores, especialmente del trío femenino protagonista, en la que ahora nos ocupa da igual quién ocupe el escenario o qué haga el cuerpo de baile, porque el montaje, los encuadres, todo procurará desbaratar cualquier inspiración que hubiera podido tener el coreógrafo. Y no, no es que nos encontremos ante algo posmoderno al estilo «Moulin Rouge» (2001), qué va. ¡Ojalá!

Y eso que buenos mimbres, a priori, no faltaban: un siempre eficiente Daniel Day-Lewis, encarnando a un personaje que nos resulta tan antipático que sus posibles sufrimientos nos importan más bien poco; una Marion Cotillard que vuelve a revalidar su potencial de inmensa actriz; una Fergie que, quizá por ser la única cantante verdadera del grupo, protagoniza uno de los escasos momentos que logran sobrevivir en la memoria, junto al de Kate Hudson (que, aunque gratuito y sin que en realidad aporte nada al resto de la cinta, al menos es el mejor rodado y menos soporífero) y a una Penélope Cruz que llena de erotismo su número musical para luego caer en la interpretación caricaturesca de la bomba latina con la que los productores norteamericanos parecen seguir identificándola.

El resto oscila entre lo simplemente inofensivo (incluyendo a una Judi Dench cuya presencia siempre se agradece en pantalla… aunque quizá un poco menos sobre el escenario cuando se trata de cantar y bailar) y lo sólo olvidable, como una Nicole Kidman que parece convertida ya en una pálida sombra de la megaestrella que fue, o una Sophia Loren que simplemente se asoma… eso sí, con la cámara a una distancia más que suficiente para evitar que recoja la más mínima huella de su edad. Con estos mimbres, difícil parece que «Nine» vaya a espantar la palabra «crisis» que continuamente aparece vinculada, una y otra vez, con el musical en el cine. Sólo esperemos que el próximo intento que llegue a nuestras pantallas nos ofrezca algo que merezca de verdad el precio de nuestra entrada… ¡Ah!, y que por favor no se lo ofrezcan a Rob Marshall, salvo que los estudios quieran cargárselo definitivamente y ahorrarse lo oneroso de su coste, claro. Que a lo mejor de eso se trata, y lo que pasa es que no nos hemos enterado.

Calificación: 3/10

En las imágenes: Escenas de «Nine» – Copyright © 2009 The Weinstein Company, Relativity Media, Marc Platt Productions y Lucamar. Distribuida en España por Wide Pictures y DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Estrenos de cine

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir