Síguenos

«Ninja assassin»: Sangre y guantazos

Críticas

«Ninja assassin»: Sangre y guantazos

FichaCartelFotosSinopsisTráilerCómo se hizoPreviaCríticas
NoticiasComentarios

Una propuesta alejada de las espectacularidades del anterior trabajo de James McTeigue, modesta en presupuestos y pretensiones, que logra entretener a base de una violencia casi constante aun cuando abusa de la hemoglobina digitalizada.

Raizo (Rain) fue adoptado por el clan Ozunu siendo tan sólo un niño. Educado en un entorno de brutalidad descarnada a las órdenes del padre espiritual del grupo (¡Sho Kosugi!), somete su vida entera a un constante entrenamiento para convertirse en un asesino implacable. Pero cuando el líder ejecuta a su amada Kiriko (Anna Sawai), la venganza será su único objetivo. Una buena historia, un gran reparto y una producción espectacular con uno de los finales más gamberros del Hollywood reciente fueron los ingredientes con los que James McTeigue contó en su debut tras las cámaras, aquella “V de Vendetta” auspiciada por los avispados Wachowski que le sirvió de puerta abierta a la consecución de un nuevo trabajo cinematográfico propio más allá de sus servicios ofrecidos a los alucinados hermanos. Pero “Ninja assassin” no cuenta con ninguno de aquellos componentes, de manera que, aún siendo estimable desde la consciencia de su hiperbólica y parcialmente disfrazada modestia presupuestaria, esta nueva propuesta del cineasta manifiesta con meridiana claridad sus limitaciones en términos creativos de cara a su supervivencia inmediata en las entrañas de la bestia cinematográfica yanqui de primer nivel comercial.

Ninja assassin-jose-1

Una violencia exagerada, comiquera e infanticida ─divertida y efectiva en ese sentido, sin duda─, de tintes épicos pretendidos pero tan sólo sugeridos en sus primeros compases, empapa un metraje destinado, simple y llanamente, a invitar a la evasión a partir de una sucesión de coreografías mortíferas resultonas en su nerviosa planificación, donde la sangre luce a hectolitros intensísimamente roja, densa, irreal, como en la legión de títulos de los años 70 y 80 que aquí se homenajean sin rubor y un respeto constreñido a la recuperación de la iconografía circundante al ninja silencioso y letal de siempre. Enfundados en sus pijamas negros, las sombras letales posan maravillosamente en pantalla grande, al servicio de un legendario e imbatible Kosugi por quien pasan los años pero menos, en un estado de forma fabuloso y tan imponente y poderoso como en sus añorados tiempos de gloria fílmica y palomitera. El tono videoclipero que McTeigue trata de mantener durante todo el metraje, lo suficientemente acelerado e hiperbólico en sus coqueteos con el splatter como para mantener la atención de un palco que aplaudirá sus excesos con simpático fervor, pretende vender su doble línea temporal y narrativa como mero trámite entre los constantes festivales de guantazos, lastrados en exceso por la evidencia del recurso digital.

Ninja assassin-jose-2

El delirio permanente en el que se convierte esta ficción de rencillas paterno filiales se hunde en su búsqueda de emociones policiales cada vez que el nefasto reparto occidental, encabezado por una alelada Naomie Harris y un repelente Ben Miles, trata de lidiar en lo técnico y lo interpretativo con la perfección apolínea y racial de un Rain que, si bien no destaca especialmente por su carisma, sí cumple en su función de lucir fibroso palmito para satisfacción del público teen, que recibirá con alegría la puesta en práctica de los conocimientos marciales y autocurativos adquiridos en el templete perdido en las montañas que acoge un clímax presentado a golpe de elipsis brusca y desmotivada. Quien busque espectáculo, lo tendrá en la medida que permiten los moderados parámetros de virtuosismo estético de “Ninja assassin”, pero quien pretenda méritos mayores no encontrará cabida en un producto centrado en el regodeo industrial volcado a la vorágine adolescente.

Calificación: 5/10

En las imágenes: Fotogramas de «Ninja assassin» © 2009 Warner Bros. Pictures, Legendary Pictures, Dark Castle Entertainment, Silver Pictures y Anarchos Productions. Fotos por Juliana Malucelli y David Appleby. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades

Subir