Síguenos

«No controles»: Borja Cobeaga apuesta por la sencillez

Críticas

«No controles»: Borja Cobeaga apuesta por la sencillez

FichaSinopsisCartelFotosTráilerNoticias
PreviaCríticasComentarios

La nueva comedia de Borja Cobeaga marca una ralentización artística notable respecto de «Pagafantas». Una comedia romántica sencilla, coronada por un espectacular Julián López que se convierte en lo único a recordar.

Sergio (Unax Ugalde) se prepara para la que puede ser la peor o la mejor Nochevieja de su vida, atrapado en un aeropuerto y con escasas horas por delante para recuperar el amor perdido de Bea (Alexandra Jiménez). Tras la lógicamente celebradísima “Pagafantas”, que supuso un estupendo y necesario golpe de aire fresco para nuestra comedia cinematográfica, Borja Cobeaga presenta “No controles”, su segunda película, que mantiene algunas de las pautas de su opera prima pero que supone un más que considerable bajón en sus méritos artísticos. Las fórmulas magistrales son complejas de pergeñar, aún cuando no se anda escaso de talento.

«Esto es como “La jungla de cristal”, pero del amor». La mera referencia al clásico de John McTiernan, con el que la película concuerda en circunstancias de aderezo ─temporada navideña, un hotel como escenario, un acelerado protagonista de un lado para otro─, pero obviamente no en trama ni adrenalinas, marca la apuesta de Cobeaga y su co-guionista, Diego San José, por un halo de nostalgia cultural que se subraya contundentemente en el mismo título, referente a la canción de Olé Olé de 1983; una postura generacional, que entronca con un palco treintañero con suficiente bagaje vital como para sentirse partícipe de las desventuras de Sergio, al que interpreta un flojo y fuera de tono Unax Ugalde literalmente devorado por su amada ─desvaída pero simpática Alexandra Jiménez─ y por su imposible cuadrilla de ayudantes espontáneos, encabezada por un Julián López que, desde la piel del nada inocente y revolucionario Juancarlitros, más espectáculo que el espectáculo, madura como actor y se convierte en casi lo único a recordar de la propuesta.

Porque por debajo de los calculados y convincentes arrebatos esperpénticos de López, los devaneos ultravioletas de Secun de la Rosa o las sobreactuaciones de un insostenible Miguel Ángel Muñoz, “No controles” opta por un desarrollo ramplón y vacuamente presentado, estructuralmente buenrollista hasta lo destemplado y que, más allá de lo evidente, tiende a optar por lo fácil ─navideñamente fácil─ antes que por la mala baba masticable, gruesa y demoledoramente capaz de colocar al espectador contra las cuerdas de la vergüenza ajena y los reflejos invertidos y excedidos de nosotros mismos. Si su debut en el largo demostró coraje y empaque, lo nuevo de Cobeaga apuesta por la correcta sencillez de la indolencia comercial adornada con histriones que por sí solos lo petan de cara al público, qué duda cabe ─y ese es su objetivo final─, pero el conjunto segrega un inevitable anhelo de lo que podría haber conformado un díptico mayúsculo.

Calificación:
5/10

En las imágenes: Fotogramas de “No controles” © 2010 Telespan 2000, Antena 3 Films y Sayaka Producciones. Distribuida en España por Vértice Cine. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir