“No respires”: Pan comido

Escrito por el 02.09.16 a las 9:44

Fede Alvarez confirma su buen gusto, mano y tono a la hora de proponer pesadillas a una audiencia más cerca de la adultez que de la adolescencia. Un thriller de terror divertido, sano e insano, en el que los ciegos son los reyes en un mundo tuerto.

Todo el mundo se ha ido de Detroit. Rocky, Alex y Money (Jane Levy, Dylan Minnette y  Daniel Zovatto) esperan hacerlo en breve: un último golpe, todo listo. Claro que sí. Tras las buenas sensaciones dejadas a los mandos de algo tan complicado como el remake de la clásica “Posesión infernal”, Fede Alvarez se constata como lo mejor que ha dado Ghost House Pictures hasta el momento con “No respires” -título ochentero hasta lo epatante-, contundente terror de interior que hace lo más complicado: dar vueltas sobre lo mismo de siempre -casa, noche, jóvenes, peligro- pero consiguiendo atrapar igualmente, tanto a la base fan -quien comercialmente sostiene estas propuestas por naturaleza- como al espectador general.

No respires

«Va a ser pan comido». Simple y llanamente: Alvarez dirige bien. Se mueve muy bien con la cámara, juega con el espectador de un modo muy natural, y se agradece en tanto que garantiza una fluidez que incluso en ocasiones impide apartar la mirada durante los momentos cumbres de este festín de tensión adulta. Porque, y aquí está la cosa en realidad, el maratoniano guion del cineasta y Rodo Sayagues se materializa en una orgía escasa de humor -al uso en estas lides, al menos- y amiga de la violencia seca, el cazurrismo no por evidente menos efectivo y el drama… raro. Todo con efectismos y tópicos, claro, pero la sensación de crispación es deliciosamente constante.

No respires

Una chica, dos chicos. El chico más chungo tiene a la chica; el chico menos chungo ama a la chica. Y ella sabe. Barreras difuminadas, un entorno decadente y la posibilidad de un mañana mejor. El clásico. Y Levy, Minnette y Zovatto cumplen bien, desde el inicio hasta la progresiva inmersión en esta pesadilla en dos alutras + sótano rematada por Stephen Lang, divertido e imponente inquilino de esta casa-tren de la bruja envuelta, una vez más, en una sinfonía imposible de Roque Baños, tan cercana a un survival horror consolero que potencia, prácticamente por inercia, la inmersión del espectador en la historia. Las cosas, bien hechas, bien parecen. Para un pack con alguna salvajada francesa de los últimos años, perfecto. Más palomitas atragantadas.

Calificación: 7/10



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1

Resident Evil: El capítulo finalManchester frente al marMúltipleLa ciudad de las estrellas: La La Land

Resident Evil: El capítulo final
Manchester frente al mar

LionFiguras ocultasxXx: ReactivatedVivir de noche
Los del túnelContratiempo - película¡Canta! - películaPassengers

Múltiple
La La Land
Lion
Figuras ocultas
Ballerina
xXx: Reactivated
Vivir de noche
Contratiempo
¡Canta!
Los del túnel
Silencio
Solo el fin del mundo
Underworld: Guerras de sangre
¿Tenía que ser él?
Proyecto Lázaro
La autopsia de Jane Doe
La tortuga roja
Passengers
Comanchería
Rogue One: Una historia de Star Wars
Hasta el último hombre
La llegada (Arrival)
Animales nocturnos
Un monstruo viene a verme
Vaiana
 
Trailers Actualidad Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Destacados:  Estrenos del 22 de septiembre | Primer tráiler de "Tomb Raider" (2018) | Fiesta del Cine: 16 a 18 de octubre

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.