Síguenos

«Noche y día»: Encierro sin chispa

Críticas

«Noche y día»: Encierro sin chispa

FichaCartelFotosPhotocallSinopsisTráilerClipsEntrevistas
NoticiasPreviaCríticasComentarios

Una action comedy refrescante, palomitera y olvidable que pudo ser incendiaria y memorable de haber suplido su conformismo por la entrega al delirio al que se asoma. Un muy disfrutable Tom Cruise, mejor que una discreta Cameron Diaz.

Resulta paradójico que sea, precisamente, uno de los blockbusters más ambiciosos del verano el que acabe demostrando falta de ambición. No es cierto que «Noche y día» estuviera llamada, desde el principio, a no ser más que una action comedy refrescante, palomitera e inmediatamente olvidable (que lo es): el material que maneja bien hubiera valido para resucitar al Alfred Hitchcock de «Con la muerte en los talones» (1959) o al Stanley Donen de «Charada» (1963). Sí lo es que James Mangold nunca se demostró más que un mero oficinista de Hollywood, pero al menos uno con más carácter que el que se ha arrojado aquí (patente está en su estimulante «El tren de las 3:10»). Tampoco Tom Cruise correspondía a la estirpe mordaz, la del héroe a su pesar a la que sí pertenecía Cary Grant, pero su trayectoria en el cine de acción encontraba aquí un valioso punto (¿y final?) en un Roy Miller limítrofe con la autoparodia.

Lo de menos es la trama. El siempre sustituible Macguffin es, en esta ocasión, una pila de energía inagotable tras la que andan ejércitos de federales y traficantes que acosan a la pareja protagonista. «Noche y día» se sabe (y está orgullosa de ello) un compendio de set pieces frenéticas entre las que apenas importan los motivos para llevar a sus adorables perseguidos de una punta a otra del globo. La intención no es otra que avasallar al espectador con cada nueva persecución o tiroteo, y, sin embargo, rara vez asistimos a esa chispa incendiaria que supone la entrega al delirio, la anarquía y el órdago a la grande tan necesarios para sobreponerse a lugares comunes y convencionalismos del género. El suyo es un conformismo al que más se ajusta una discreta Cameron Diaz antes que un entregado y festivo Tom Cruise que promueve dosis razonables de química con su pareja de ficción.

A falta de desinhibición, Mangold se propone sucesor directo del John Woo de «Misión: Imposible 2» (2000) en su total despreocupación geográfico-cultural, ubicando un encierro de San Fermín en las calles de Sevilla. Algunos alegarán que todo vale en pro del espectáculo, incluso esa flagrante indocumentación que más asociaríamos a las catacumbas de la serie B. Pero quizá para ello, «Noche y día» debía antes cometer atrevimientos mayores, rendirse a los placeres inconfesables de esa acción enloquecida y alucinada a la que se asoma, pero que en el último momento decide intercambiar por otra sensata, más sujeta al moldeado mainstream.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “Noche y día” – Copyright © 2010 20th Century Fox, New Regency Pictures, Road Rebel, Regency Enterprises, Tree Line Films y Wintergreen Productions. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir