Síguenos

«Noche y día»: Pasatiempo veraniego

Críticas

«Noche y día»: Pasatiempo veraniego

FichaCartelFotosPhotocallSinopsisTráilerClipsEntrevistas
NoticiasPreviaCríticasComentarios

Una propuesta entretenida y trepidante en la que la acción y el humor se mezclan con bastante acierto. Lástima que su trama sea tan sencilla y que todo se supedite a la espectacularidad de determinadas escenas.

Menudo varapalo comercial se ha llevado Tom Cruise con «Noche y día», distraído proyecto que eligió rodar en lugar de «Salt», cuyo protagonista tuvo que cambiar de sexo cuando Angelina Jolie aceptó tomar el relevo del que hasta hace poco era una de las principales estrellas de Hollywood. Dentro de unas semanas sabremos si aquél acertó o no con su elección, puesto que el filme de James Mangold terminará recaudando unos discretos 80 millones de dólares en los Estados Unidos (su única salvación se halla en el mercado internacional, tal y como le ha sucedido a, por ejemplo, «Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo»). Lo cierto es que la película, sin ser una maravilla, al menos cumple con su función de pasatiempo veraniego, si bien parece que el público adolescente le ha dado la espalda y ha optado por ver títulos como «La saga Crepúsculo: Eclipse» o «Niños grandes».

El argumento de «Noche y día» es lo de menos. El encuentro de June Havens con el espía Roy Miller es una mera excusa para llevarnos de un lugar a otro del mundo mientras dichos personajes huyen de unos agentes de la ley y de unos traficantes de armas. Autoridades y delincuentes quieren lo mismo: una poderosa energía que sirve tanto para alumbrar una pequeña ciudad como para hacer funcionar un gran submarino. Esta sencilla trama se engalana con una serie de aparatosas secuencias de acción que Mangold resuelve con un agradecido clasicismo, de tal modo que el espectador se percata en todo momento de lo que acontece en la pantalla y no acaba mareado con vertiginosos montajes o innecesarios movimientos de cámara. Asimismo, todo ello se sazona con unos toques de humor que, eso sí, no poseen la chispa necesaria como para conseguir que la platea se venga abajo con sonoras carcajadas (por cierto, no incluiremos en estas escenas cómicas el hecho de que en Sevilla celebren los sanfermines con un inusitado fervor; ya saben, ¡cosas de Hollywood!).

No obstante, no hay duda de que al filme le falta una mayor cohesión narrativa, existiendo la sensación de que, con un libreto más trabajado, se hubiera podido mejorar el resultado final. No me malinterpreten, la película es amena, divertida y posee un ritmo trepidante, pero está claro que su desarrollo se limita a encadenar una serie de vibrantes pasajes en los que la historia casi se queda en un segundo plano. Aunque se agradece la introducción de momentos que persiguen humanizar al personaje de Roy (la visita de June a un supuesto piso franco), éstos se quedan en una simple anécdota dentro de un conjunto que camina por otros derroteros. Las interpretaciones de Tom Cruise y Cameron Diaz resultan muy exageradas (el primero luce una sempiterna sonrisa en su rostro), si bien casan con el tono general del largometraje. Los actores secundarios apenas tienen trabajo, siendo una lástima comprobar el escaso carisma que desprende Jordi Mollà como el villano de la función.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “Noche y día” – Copyright © 2010 20th Century Fox, New Regency Pictures, Road Rebel, Regency Enterprises, Tree Line Films y Wintergreen Productions. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir