Síguenos

«Nuestra canción de amor»: Hablar con los ángeles

Críticas

«Nuestra canción de amor»: Hablar con los ángeles

Renée Zellweger y Forest Whitaker viajan al sur en este drama irregular que no se sacude en ningún momento un halo de arbitrariedad general. El salto internacional  de Olivier Dahan funciona solamente a ratos, aunque no desagrada.

Jane (Renée Zellweger) y Joey (Forest Whitaker) emprenden un viaje al sur, a Nueva Orleans. Él quiere conocer personalmente a Jeff Nofray (Richmond Hoxie), gurú religioso que asegura que puede hablar con los ángeles. El irregular Olivier Dahan dirige “Nuestra canción de amor” (ver tráiler), errática oda a la vida y a la esperanza vestida de oda a lo más telúrico y astral de la región americana devastada por el huracán Katrina. Una propuesta que se deja ver pese a no tener muy claro su propio enfoque principal. O quizá debido a ello, porque las sensaciones que deja no satisfacen, pero tampoco amargan.

«¿Debería creer o desaparecer?». Esta road movie disfuncional protagonizada por un bonachón esquizofrénico y una ex cantante encadenada a una silla de ruedas ─traumáticos pasados marcan los presentes de ambos─ abraza un estilo peculiar, dejándose llevar por un tono de fábula mágica en la que cabe tanto el realismo social del propio contexto de la historia como la fantasía de lo que busca ser en el fondo un canto a la convivencia con nuestro interior y a la fusión personal con las maravillas que nos rodean. Buenas soluciones de continuidad y una banda sonora compuesta a base de temas de Bob Dylan potencian un conjunto que, aún así, no consigue librarse de una ineludible sensación de arbitrariedad y aleatoriedad general.

A ratos ameno, a ratos forzado, el drama tiene en sus actores la clave fundamental. Sin el rostro ácido/dulce de Zellweger, o sin la imponente presencia, siempre reconfortante e inquietante a un tiempo, de Forest Whitaker, este drama quedaría más como un indie petulante que como la alegoría sencilla y desarmada que pretende ser. Arropando a la pareja central, sorpresas como Elias Koteas o Nick Nolte, que con facilidad de manual ayudan a los protagonistas a encontrarse, o la epatantemente agradable Madeline Zima, tan perdida ─si no más─ como el resto de sus compañeros de aventura. Nada trasciende más allá de nuestros actos y actitudes inmediatas, y aquí está el truco: cuando abandonamos la sala… a otra cosa, no hemos cambiado. Lástima.

Calificación: 5/10

Imágenes de “Nuestra canción de amor”, película distribuida en España por Emon © 2010 Légende Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir