Síguenos

Oscars® 2009: Favoritos para una ceremonia más cercana al público

Actores y actrices

Oscars® 2009: Favoritos para una ceremonia más cercana al público

Si hay una clara diferencia entre la ceremonia de los Oscars® que tendrá lugar dentro de solo unas horas y su anterior edición, es la de una clara preferencia por propuestas más cercanas al público. Echando la vista atrás, recordamos que en 2008 las dos grandes favoritas eran «There will be blood (Pozos de ambición)» y «No es país para viejos». Obras, las dos, pertenecientes a realizadores que cuentan entre los más importantes y que representaban, sin duda, al gran cine americano con impronta de autor. La distancia con el público de estas dos películas era evidente: ambas miraban en las entrañas de la miseria humana, ambas resultaban ejercicios pesimistas para con la condición humana y ambas venían marcadas por tempos difíciles acordes a la naturaleza de sus relatos. Ha pasado algo menos de un año y afrontamos una ceremonia bien distinta a aquella. Hoy las grandes favoritas son «El curioso caso de Benjamin Button» y, sobre todo, «Slumdog millionaire». Por tanto, este año la Academia ha decidido recuperar una propuesta que recupera las grandes historias de amor tan de su gusto (los triunfos de «Titanic» o «Shakespeare in love» así lo certifican), y otra de marcada vocación populista que lo tiene todo para encandilar al gran público.

oscars-slumdog-jordi.jpg

Bien es cierto que la Academia tampoco se ha mostrado excesivamente dispuesta a alinearse completamente con una audiencia a la que no le da del todo la razón cuando ignora, en las categorías principales, a «El Caballero Oscuro» y «WALL·E (Batallón de limpieza)», rotundos éxitos tanto de taquilla como de público. Tal negación confirma tristemente que estos géneros siguen confinados a los premios técnicos o a una categoría (la de Mejor Película de Animación) que apenas goza de competencia. Así que siguiendo los esquemas, ocupan sus lugares la formalísima e impecable adaptación de turno («The reader [El lector]») y un presumible perdedor al que no le duela la más que probable derrota porque ya tiene un par de premios en casa (Ron Howard y su magnífica «El desafío: Frost contra Nixon»). También tenemos la dosis justita de activismo («Mi nombre es Harvey Milk») y unas nominaciones en el apartado interpretativo que tienen de todo: resurrecciones (Mickey Rourke), papeles reivindicativos (Sean Penn), revoluciones europeas (Penélope Cruz), una que viene a reclamar lo que es suyo (Kate Winslet) y, por supuesto, el morbo del galardón post mortem (Heath Ledger).

En resumen, estos parecen unos Oscars® que vienen a dejar contentos a todos y prodigar a Reino Unido con unas estatuillas que hace tiempo que no recibe. Porque «Slumdog millionaire», pese a partir con menos nominaciones (10) que «El curioso caso de Benjamin Button» (13), es más favorita si atendemos a la retahíla de premios con la que llega. Parece claro que el duelo de la noche estará entre unos David Fincher y Danny Boyle que hasta ahora caminaban por su cuenta, y que la Academia se ha apresurado a invitar a su club antes de que la historia los convierta en otros grandes ausentes de la ceremonia.

Continue Reading
Publicidad

Subir