Síguenos

«Paraíso Travel»: El bulevar de los sueños rotos

Críticas

«Paraíso Travel»: El bulevar de los sueños rotos

Película de sensaciones contradictorias, su interesante mirada hacia el drama del inmigrante y los sueños hechos añicos se ve contrarrestada por contextos poco definidos y secundarios entendidos como concesiones al gran público.

«Paraíso Travel» llega a nuestras pantallas con dos cartas de recomendación para captar el interés potencial de la audiencia. La primera nos recuerda que estamos ante la película colombiana más taquillera en aquel país, habiendo superado incluso a la no muy lejana y recomendable «Rosario Tijeras». La otra, que de nuevo ese mayúsculo éxito colombiano viene correspondido con una adaptación sobre una novela de Jorge Franco, el también autor de la mencionada «Rosario Tijeras» y uno de los escritores sudamericanos más prominentes.

Ampliar imagen

Con estos avales, el filme de Simón Brand se presenta como un drama retratista de los emigrantes colombianos que se embarcan en el peligroso viaje del sueño americano. Marlon (Aldemar Correa) es arrastrado por Reina (Angélica Blandón) hacia ese sueño que, por supuesto se torna pesadilla bajo los rascacielos de Manhattan. La Gran Manzana pronto se revela paradigma de la incomunicación, de la más absoluta soledad y abandono entre millones de almas, una prueba de supervivencia que se plantea inmediata tras la pérdida de la persona que era apoyo y sustento. A los pocos minutos de metraje, Marlon se ha quedado solo. A partir de ahí, la cámara le seguirá en la integración imposible del inmigrante en una sociedad inclemente: desde verle sobrevivir a la calle a iniciar la búsqueda de su Reina y, en última instancia, la de sí mismo.

Ampliar imagen

«Paraíso Travel» habla de varios viajes. Habla del viaje iniciático de Marlon, del oculto de Reina y del trágico del movimiento migratorio que se adentra en una ruta suicida a través de Centroamérica en busca de una vida mejor al otro lado del río Bravo. A estos efectos, la narración se articula en dos líneas temporales: aquella que comienza con la llegada de la pareja a Nueva York (con un prometedor plano cenital que recorre las habitaciones de una pensión) y la que recapitula sus penurias hasta su llegada a América. La recurrencia a un montaje abundante en flashbacks, empero, no siempre juega en favor de la narrativa de Brand, desde el momento en el que intuimos cómo estos se ven más justificados como válvulas de escape de la trama principal que auténticas reconstrucciones de un pasado o informaciones fundamentales en torno a los protagonistas.

Ampliar imagen

Película de sensaciones contradictorias, su interesante mirada hacia el drama del inmigrante y los sueños hechos añicos se ve contrarrestada por contextos escasamente definidos (la urbe no adquiere el protagonismo que debiera) y secundarios entendidos como concesiones al gran público (una médium sacada de «Ghost», un bizarro John Leguizamo). El dramatismo exacerbado que presenciamos en algunos de los pasajes de la odisea de Marlon y Reina desde Medellín a Nueva York viene a encontrarse con derivaciones melodramáticas de un final, no por doloroso, más creíble (la subtrama tardía no cuaja no por el doloroso destino que ha deparado, sino por todo lo que le precedió). Y sin embargo, tal revés parece necesario para ganarse a la platea aun rayando lo telenovelesco, muriendo en un regusto amargo que no es tanto y rentabilizando la empatía ganada de un personaje frente al forzado olvido del otro.

Calificación: 6/10

En la imágenes: Escenas de «Paraíso Travel» – Copyright © 2007 Grand Illusions Entertainment y Paraíso Pictures. Fotos por Daniel Santiago. Distribuida en España por Filmax. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir