Síguenos

«Perros de paja (Straw dogs)»: Cerca del límite

Críticas

«Perros de paja (Straw dogs)»: Cerca del límite

Revisitación del clásico de Sam Peckinpah tan fallido como cabe imaginar desde el principio. Dirigida sin brío, mojigata en sus pasajes más carnosos, desvaída desde la elección de su elenco protagonista. Y aún con todo, podía haber sido peor.

El jovial matrimonio formado por David (James Marsden) y Amy (Kate Bosworth) se traslada a la localidad natal de ella, Blackwater, Misisipi. Un sitio tranquilo en el que el esposo pueda acabar un guión en el que está trabajando al tiempo que la esposa se reencuentra con la familia y amigos. Fantástico. La industria yanqui sigue empecinada en hacer remakes de todo lo que se cruce por la mente de los ejecutivos de los estudios, así que aquí tenemos “Perros de paja (Straw dogs)” (ver tráiler), revisitación del turbador bombazo inolvidable de Sam Peckinpah de 1971 basado a su vez en la novela de Gordon Williams. El resultado no es insultante, la verdad, sencillamente es mediocre. Aunque huelga decir que no merece el título que lleva.

«Este no es un buen lugar para un proceso creativo». La propuesta tiene un problema fundamental, principal y a la postre insalvable: carece de tensión dramática, simple y llanamente. En parte es culpa de Rod Lurie ─será por directores, podían haber buscado un poco más─, que presenta la historia en modo automático; en parte es culpa de alguno los males estructurales del cine comercial actual ─esa irritante mojigatería…─; y en parte es culpa de algunas decisiones técnicas incomprensibles, como una banda sonora petulante y sobredimensionada y un uso tontaina de la tecnología digital ─¿ciervos CGI? ¿en serio?─. Ante semejante panorama, al menos el realizador pone la cámara en su sitio ─casi siempre, hay planos realmente feos─, a la espera de que la mocedad se deje llevar por la (originalmente) legendaria batalla campal final, aquí torpedeada por lo aguado de la película en su conjunto.

Si la versión de Peckinpah funcionaba tan bien era, entre otras cosas, por el extraordinario dibujo de la pareja protagonista, unos Dustin Hoffman y Susan George que destilaban una química increíblemente efectiva. Pero eso ya pasó. James Marsden no pega nada en su papel, y Kate Bosworth aparece tan siesa como su compañero en un desarrollo que se subraya hasta lo ridículo ─y explica rápidamente el significado del título, por supuesto─ en su pretensión de confrontarles a una panda de garrulos encabezada por un Alexander Skarsgård más pendiente de lucir pectorales que de inquietar al respetable. James Woods está pasadísimo de rosca, y el que escogiera a Dominic Purcell para el papel de Jeremy Niles merece una soberana reprimenda. “Perros de paja” nos recuerda que todos tenemos un límite, un punto de ruptura; a ver si Hollywood se percata de que el público también.

Calificación: 4/10


Imágenes de “Perros de paja (Straw dogs)”, película distribuida por Sony Pictures Releasing de España © 2011 Battleplan Productions. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad
Publicidad

Anna Karenina: La venganza es el perdón

Lo más leído

Subir