Síguenos

«Piratas del Caribe: En mareas misteriosas». Falta de frescura

Críticas

«Piratas del Caribe: En mareas misteriosas». Falta de frescura

Ficha película Piratas del Caribe 4Sinopsis Piratas del Caribe 4Cartel Piratas del Caribe 4Imágenes Piratas del Caribe 4Photocall Piratas del Caribe 4Tráiler Piratas del Caribe 4Escenas Piratas del Caribe 4
Cómo se hizo Piratas del Caribe 4Noticias Piratas del Caribe 4Reportaje Piratas del Caribe 4Críticas Piratas del Caribe 4Comentarios Piratas del Caribe 4

Aunque se intenta recuperar la frescura de la primera parte de la saga, la película se limita a encadenar escenas de acción para contentar al personal. Asimismo, los personajes están mal dibujados, tanto los nuevos como los conocidos por todos.

«Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra» se convirtió en su día en todo un ejemplo de lo que ha de ser una película comercial y sin otra pretensión que la de entretener al público. Por desgracia, de sus secuelas no se puede decir lo mismo, ya que «Piratas del Caribe: El Cofre del Hombre Muerto» y «Piratas del Caribe: En el fin del mundo» decepcionaron por su abultado metraje y su inflada trama (eso sí, funcionaron muy bien en la taquilla). «Piratas del Caribe: En mareas misteriosas» mejora ligeramente lo que vimos en sus dos antecesoras, ya que, si bien se simplifica la historia y existe un mayor sentido de la aventura en su segunda mitad, no son pocas las imperfecciones que hacen que el producto final se resienta.

En esta ocasión, Jack Sparrow se halla en Londres, ciudad en la que pronto descubre que una persona se está haciendo pasar por él para de este modo reclutar a unos cuantos marineros. Detrás de semejante mascarada se halla Angélica, quien en realidad es la hija de Barbanegra. Juntos partirán en busca de la Fuente de la Juventud, aunque Barbossa no se lo pondrá fácil, pues tiene cuentas pendientes con este temible bucanero. «Piratas del Caribe: En mareas misteriosas» no resulta un filme tedioso y he de reconocer que a ratos hasta entretiene (las escenas de acción, más físicas y menos espectaculares de lo previsto, son una prueba de ello). No obstante, y aceptando como necesaria la sencillez de su argumento, se echa en falta la presencia de un guión más cuidado, en especial a la hora de hablar del desarrollo de los personajes y de los diálogos que declaman.

Sparrow pierde cierto protagonismo para cedérselo a una Angélica que no tiene las ideas demasiado claras y a un Barbanegra que sólo se salva por la estupenda interpretación de Ian McShane, actor que se toma muy en serio su papel (asimismo, Barbossa parece haber perdido el ímpetu de los anteriores largometrajes de la serie, circunstancia que se percibe en el trabajo de Geoffrey Rush). La escasa chispa existente entre Johnny Depp y Penélope Cruz provoca que los pasajes cómicos no posean el gancho requerido como para satisfacer al espectador, de igual modo que la relación entre Philip y una sirena se convierte en un fútil intento de introducir una trama amorosa que nos recuerde a la de Will y Elizabeth (no obstante, al menos cabe elogiar la actuación de Sam Claflin). Al final de la película, cuando los títulos de crédito aparecen en la pantalla, uno se queda con la sensación de que ha asistido a un desaprovechado espectáculo en el que Rob Marshall no ha logrado recuperar la frescura de «Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra». Otra vez será…

Calificación: 5/10

Imágenes de “Piratas del Caribe: En mareas misteriosas”, película distribuida en España por Walt Disney Studios Motion Pictures Spain © 2011 Walt Disney Pictures y Jerry Bruckheimer Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Estrenos de cine

Subir