Síguenos

«Resistencia»: La brigada Bielski

Críticas

«Resistencia»: La brigada Bielski

La Segunda Guerra Mundial es uno de los episodios más lamentables de nuestra Historia, máxime aderezado por el abyecto recuerdo del acoso nazi al pueblo judío. El cine se ha centrado en la masacre llevada a cabo por los acólitos de Hitler no pocas veces, producciones en muchas ocasiones reconocidas con loas y alabanzas por parte de la crítica y el público; ahora llega a nuestras pantallas una propuesta que enfoca la persecución desde un prisma diferente, algo que siempre se agradece por lo que puede aportar a una cuestión no por lamentable menos recurrente.

resistencia-1.jpg

Corre el año 1941. En la afueras de Bielorrusia, los supervivientes de una matanza perpetrada por los alemanes se ocultan en el bosque tratando de soportar como puedan hasta que llegue ayuda o el conflicto bélico acabe, de una manera u otra. Poco a poco, el grupo aumenta, con los hermanos Tuvia (Daniel Craig), Zus (Liev Schreiber) y Asael (Jamie Bell) a la cabeza; con el tiempo, se convertirán en una brigada partisana independiente, recordada en el tiempo por lo que lograron por sus propios ─y escasos─ medios ante enemigos que no siempre se encontraban al otro lado de la línea de fuego. «Resistencia» cuenta, a priori, con casi todas las papeletas imaginables para convertirse de manera automática en un título más que notable, enfilado con decisión a la consecución de numerosos premios y galardones en el circuito internacional y, sobre todo, en el inminente ceremonial de entrega de doradas estatuillas por todos deseadas. Sin embargo, la nueva muestra de las ansias mesiánicas de Edward Zwick no pasa de ser un mero ejercicio formal correcto pero insuficiente, que deja un poso de insatisfacción en el espectador que espera contemplar una intensa y trágica historia de valor y coraje pero que no consigue alcanzar sus objetivos, principalmente por las alarmantes y abundantísimas elipsis narrativas que preñan de agujeros lo que aparenta ser un metraje excesivo masacrado en la sala de edición.

resistencia-2.jpg

Así pues, la presentación de los acontecimientos sorprende en ocasiones por lo burdo, casi infantil, con montajes paralelos que tratan de calar en un palco con el ánimo dividido entre los distintos caminos que siguen los protagonistas principales. A caballo entre la dureza granulosa, la crudeza ambiental ─regalada en buena medida por la soberbia fotografía de Eduardo Serra─ y la pretenciosidad épica inherente al realizador, el drama de una parroquia acosada en un entorno doblemente hostil queda en el recuerdo como un titubeante ensayo de algo que podría haber llegado mucho más lejos. Daniel Craig cumple y ejerce de sólido centro de atención, aunque no puede evitar verse devorado en las secuencias que comparte con el siempre imponente Liev Schreiber, al que nos gustaría ver con más asiduidad en pantalla grande. Enormemente recomendable en versión original para disfrutar del fabuloso trabajo vocal del reparto, «Resistencia» es una muestra más de que un buen material  y el ánimo y disposición del espectador ─grandes eran nuestras expectativas en torno a este film─, desgraciadamente, no siempre son suficientes para elevar una obra cinematográfica más allá de sus propios méritos artísticos.

Calificación: 6/10

  • Más críticas de José Arce
  • Más información sobre «Resistencia»
  • Ver fotos de la película (24)
  • Tráiler
  • La banda sonora de James Newton Howard, nominada al Globo de Oro
  • Tráiler de «Flashbacks of a fool», con Daniel Craig
  • Liev Schreiber, junto a Helen Hunt en «Every day»
  • Schreiber, a las órdenes de Ang Lee en «Taking Woodstock»
  • Noticias sobre «X-Men origins: Wolverine», en la que participa Liev Schreiber
  • En las imágenes: Fotogramas de «Resistencia» © 2008 Grosvenor Park Productions y Bedford Park. Fotos por Karen Ballard. Distribuida en España por Aurum. Todos los derechos reservados.

    Continue Reading
    Publicidad

    Subir