Síguenos

«Riddick»: Eternamente hostil

Críticas

«Riddick»: Eternamente hostil

El universo del carismático fugitivo se expande en una pequeña propuesta que busca recuperar el espíritu de la película que le dio a conocer. Una aventura sin mucha chicha y poco que rascar.

Riddick (Vin Diesel) ha dado con sus huesos en un territorio tremendamente hostil. Bueno, es donde se siente más cómodo. “Pitch black” (2000) vio nacer a un pequeño icono de la ciencia-ficción de la serie B moderna, una amenazante y carismática figura que probó suerte en la liga de los mayores con “Las crónicas de Riddick” (2004), producción de dimensiones equiparables al castañazo que se pegó en la taquilla USA. Pero el personaje ha seguido expandiéndose en distintas disciplinas y formatos y ahora regresa a la gran pantalla con “Riddick” (ver tráiler), aventura desgraciadamente sin mucha chicha que suma minutos a la exploración de su universo particular. Le tenemos el mismo cariño al fugitivo, eso no cambia.

Vin Diesel en "Riddick"

«Hay días malos. Y días memorablemente malos». Por supuesto, al guion y la dirección tenemos a David Twohy, que presenta aquí una pieza extraña, que más parece la suma de tres unidades independientes que un todo global. Tras un arranque feroz, trotón, divertido y solitario, el cineasta propone una suerte de pseudo slasher con asesino oculto y víctimas que van cayendo ante su destreza homicida; el problema es que no podemos empatizar con los exterminados, porque intentan liquidar a nuestro chico, casi desaparecido de la trama durante este lapso… algo raro, raro. Y el tramo final es, simple y llanamente, un anexo/fotocopia de la película que le dio a conocer. De la unión de las partes vía edición queda un conjunto arrítmico, más bien sosete. Bueno, más bien, no. Soso.

Katee Sackhoff en "Riddick"

Y hay algún que otro acierto visual, desde luego, sin que los parámetros artísticos en los que se mueve “Riddick” acusen demasiado las desventajas de una producción modesta, muy dependiente de sus (irregulares) efectos digitales y poblada de actores de caché perfectamente asumible para un presupuesto ajustado ─Jordi Mollà, Katee Sackhoff, Dave Bautista, Bokeem Woodbine…─ en un conjunto que, ya se sabe, funcionará considerablemente mejor en formato doméstico a medio/largo plazo. Lo que no tenemos tan claro es que uno de los hombres más buscados de la galaxia regrese a las pantallas de todo el mundo en un corto periodo de tiempo. Igual nos equivocamos, pero…

Calificación: 5/10

Imágenes de “Riddick” © 2013 One Race Productions y Radar Films. Distribuida en España por eOne Films Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad
Publicidad

Anna Karenina: La venganza es el perdón

Lo más leído

Subir