Síguenos

«Seis puntos sobre Emma»: Cegueras parciales

Críticas

«Seis puntos sobre Emma»: Cegueras parciales

Una de las triunfadoras del último Festival de Málaga se salda con una competente historia en la que resplandece una Verónica Echegui que parece interpretar sin esfuerzo a una invidente inmersa en una trama amorosa y de autosuperación.

Emma (Verónica Echegui) es ciega, pero Roberto Pérez Toledo, que con “Seis puntos sobre Emma” (ver tráiler y escenas) da el salto a las salas comerciales tras su recorrido en el mundo del cortometraje, quiere que uno olvide estar asistiendo a la historia de una invidente. Si ya en su corto “Tetequiquiero” (2010) el director lanzaroteño se entrenaba en el combinado de romance y lectura social sin que ninguno de esos dos tótems arrebatara el mando de la acción, en su primera película queda tan claro lo que se desea evitar que en contrapartida parecen oscurecerse, como le sucede a Emma, sus auténticas vocaciones. La protagonista vuelca un denuedo inusitado por quedarse embarazada y ser madre, a pesar de su discapacidad física, en la misma medida que Pérez Toledo brega por filmar una obra que no trate en exclusiva de gente impedida, ni de ruptura de tópicos, ni de cegueras emocionales, pero que inevitablemente termina hablando de todo eso.

La carga metafórica de la invidencia de Emma, una joven que sólo es sincera hablando con un desconocido a través del teléfono y que usa a sus parejas con fines reproductivos, queda ensombrecida por la fortaleza interpretativa de Verónica Echegui. La actriz deposita su versatilidad habitual en un personaje nada amable, del que sabe extraer un atractivo de doble filo irresistible ante el que caen rendidos todos los demás miembros del reparto. La historia se deja entonces mecer por ella antes que a la inversa, ofreciendo un primer tramo de buen tono y caligrafía que, por desgracia, a medida que se introducen con calzador las tramas de algunos secundarios y un clímax de culpabilidad predecible, deriva en un desenlace apartado de la media y, aun así, temeroso de apostar por un retrato más exhaustivo de esa falta de miras y de madurez latente.

Pérez Toledo sí se arriesga, en cambio, a añadir notas de humor que no suelen caer muy en gracia al tratar con el tema de las discapacidades. Es ahí donde brilla su dominio de lo que nunca pisa el fango de lo meloso o lo condescendiente, aunque se perciban ciertos atisbos de un optimismo demasiado blanco que compense la negrura del tramo central y de los problemas sentimentales de Emma. Se distingue con toda claridad, a partir de ese momento, la brecha que separa las pretensiones de las realidades de “Seis puntos sobre Emma”, como los seis descosidos en los que se divide la estructura del relato. Una película que logra que la invidencia sea un hecho natural y no la nota colorista o dramática se pierde al perseguir el mismo equilibrio en los recovecos del corazón, y el protagonismo de una mujer que pelea por ser algo más que una ciega de la que compadecerse es arrebatado por la expresividad de Echegui, quien ofrece un trabajo tan sincero y notorio que ya se antoja temprana brújula para la temporada de premios.

Calificación: 6/10


Imágenes de “Seis puntos sobre Emma”, película distribuida en España por Alta Classics © 2011 La Mirada Producciones. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir