Síguenos

“Señales del futuro”: Serie B sin revisionismos

Críticas

“Señales del futuro”: Serie B sin revisionismos

Sorprende la seriedad con la que Alex Proyas afronta su tarea. Cree en su historia, en su tono entre apocalíptico y misterioso, y esa fe insufla una vida al metraje que compensa la escasa entidad como protagonista de Nicolas Cage.

Lo que son las cosas: mientras unos intentan “modernizar” los géneros añejos del fantástico con intención de darles una forma aceptable para el público menos ingenuo (al menos, en principio) de nuestros días, hay otros que los toman tal cual, con la única actualización del recurso a los nuevos medios que ofrece la tecnología, pero sin abandonar las características básicas en estructura y construcción de personajes. Eso, ni más ni menos, es lo que hace Alex Proyas en “Señales del futuro”: su sinopsis (un profesor de astronomía enfrentado al descifrado de unas cifras aparentemente incoherentes escritas por una niña cincuenta años atrás, y en las que se oculta un mensaje sobre futuras catástrofes a punto de acontecer) no desentonaría en ninguna revista pulp, ni en un capítulo de “En los límites de la realidad”.

Ampliar imagen

De hecho, lo primero que sorprende es la seriedad con la que Proyas afronta su tarea. Cree en su historia, en su tono entre apocalíptico y misterioso, y esa fe insufla una vida al metraje que compensa la escasa entidad como protagonista de Nicolas Cage (uno de los grandes misterios del cine reciente es cómo alguien tan insustancial puede haberse convertido en una garantía en taquilla), las concesiones al espectáculo luciente de efectos especiales (en general, bien integrados en la trama) e, incluso, un tramo final en el que un excesivo subrayado del mensaje llega a amenazar el buen sabor que hasta ese momento dejaba la cinta.

Al fin y al cabo, las referencias a muchos otros títulos del género son evidentes, empezando por los misteriosos hombres de negro que parecen ecos de “Dark city”. Pero en este caso, las referencias no son impedimento para disfrutar, antes al contrario, una película nacida con vocación comercial y tremendamente eficaz. A años luz del exhibicionismo hortera de un Michael Bay, momentos como el accidente de avión son todo un modelo de cómo es posible combinar las piruetas digitales con la sabia dosificación de la puesta en escena. Igualmente, el racionamiento de la intriga juega a favor del interés del espectador, por más que el desenlace figure entre los más frecuentados en la ciencia-ficción.

Todo ello viene a corroborar que, cuando las necesidades del star-system no le ahogan (lo que le sucedió en la pese a todo interesante “Yo, robot”), Alex Proyas es capaz de asumir la muy digna condición de director de serie B, lejos de las grandes obras firmadas por los primeros espadas del género, pero capaz de despachar cintas de entretenimiento que no insultan a la inteligencia del espectador. Una condición que Hollywood siempre ha mimado pero que ahora, en tiempos de trascendencia, se ha vuelto un bien preciado por lo escaso. Desde esta perspectiva, “Señales del futuro” bien podría haber sido proyectada en un autocine, o en cualquier programa doble de las añejas salas de sesión continua. Al mismo tiempo, no deja de responder a las exigencias del público de hoy en día. Porque, al fin y al cabo, cuando una película está construida con inteligencia, coherencia, modestia de sus planteamientos y eficacia a la hora de administrar sus recursos, el resultado no será memorable, pero tampoco una pérdida de tiempo. Y eso, a pesar de Nicolas Cage.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Escenas de “Señales del futuro” – Copyright © 2009 Summit Entertainment, Escape Artists y Mystery Clock Cinema. Fotos por Vince Valitutti. Distribuida en España por DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Destacados

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1

Buscador de cine

Subir