Síguenos

«Shame»: Mantener el equilibrio

Críticas

«Shame»: Mantener el equilibrio

Steve McQueen demuestra una contundente madurez creativa con un segundo trabajo complejo, tormentoso y exquisitamente presentado. Michael Fassbender vuelve a cambiar de registro, y nuevamente está espléndido.

Brandon (Michael Fassbender) vive en Nueva York. Es atractivo, elegante, impecable, tiene un buen trabajo. Y es adicto al sexo. La visita de su hermana (Carey Mulligan) lo va a trastocar todo. Todo. Tras la dolorosísimamente polémica “Hunger” (2008), Steve McQueen presenta su segundo largometraje, “Shame” (ver tráiler), nuevo asomo a los abismos de la complejidad humana ─por motivos radicalmente diferentes, por supuesto─ que le constata como uno de los cineastas más interesantes del circuito ajeno al público masivo y palomitero. No recomendamos sus trabajos para una sesión doble, eso sí; demasiada demolición. Pero ya le tenemos ganas a “Twelve years a slave”.

«Algunos la cagan continuamente». Lo verdaderamente conmovedor de la película ─que puede extrapolar su contenido a cualquier adicción física, psicológica o emocional─, firmada por el director junto a Abi Morgan, es el dibujo que se hace del protagonista a partir de una fantástica y sutil diseminación de informaciones sobre su persona, escasas pero perfectamente establecidas para conformar las causas de la aplastante bipolaridad de su comportamiento. Martilleando en la frágil fachada que nos separa de los otros, en la necesaria barrera que distingue lo público de lo privado, el cineasta contagia progresivamente la angustia de quien se sabe solo incluso sumido en el bullicio de la capital del mundo. Y va perdiendo el control.

McQueen luce una madurez creativa sorprendente ya en su segundo largo, disponiendo la cámara con un gusto exquisito en el dominio tanto de la explicitud como de la contención visual; y si bien su puesta en escena es menos arriesgada que en su opera prima, el conjunto técnico ─edición y banda sonora especialmente─ potencian la irresistible emoción del drama. Fassbender, una vez más ─y van…─ cambia de registro y abre una interpretación integral increíblemente honesta y delicada, acompañado en segundo plano de una Carey Mulligan efectiva como turbio detonante de su pérdida del equilibrio y lastre necesario. Muy, muy bien. Qué dolor tan palpable…

Calificación: 8/10


Imágenes de “Shame”, película distribuida en España por Alta Classics © 2011 See Saw Films, Film4 y UK Film Council. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir