Síguenos

«Sherlock Holmes»: Conan Doyle en la era del cómic

Críticas

«Sherlock Holmes»: Conan Doyle en la era del cómic

FichaCartelFotosSinopsisTráilerCómo se hizoRueda de prensa
PhotocallEntrevistasPreviaCríticasBanda sonoraNoticiasComentarios

«Sherlock Holmes» es un entretenimiento lleno de aventura, con toques eficaces de humor y un guión liviano. Pese a la transformación, queda lo suficiente del detective original como para seguir siendo reconocible.

Hay tráileres que deberían estar prohibidos, y el de «Sherlock Holmes» es uno de ellos. No tanto, en este caso, porque revele demasiados detalles de la trama, sino porque hace temer al futuro espectador que se va a encontrar con una película mucho peor de lo que en realidad es. Porque, al ver los avances de esta película (sobre todo el primero) uno no podía evitar pensar que iba a encontrarse con un videoclip hiperdesarrollado, uno de esos títulos en los que el virtuosismo chez Guy Ritchie termina devorando al contenido, hasta el punto de que no queda nada de los personajes creados por Sir Arthur Conan Doyle (vamos, para que nos entendamos, que uno temía estar ante una especie de nuevo «Van Helsing»).

Pues bien, una vez vista la cinta, quien esto firma lanza un suspiro de alivio porque, al menos, queda lo suficiente del detective original como para seguir siendo reconocible. Cierto que ha sufrido la transformación esperable en un momento en el que los cómics han venido a sustituir, en parte, a los viejos seriales literarios que hicieron la fortuna del autor de «El mundo perdido», pero al menos un mínimo esencial permanece. Porque el Sherlock Holmes incorporado por Robert Downey Jr. (¡hay que ver lo que parece disfrutar este hombre haciendo esta clase de papeles!) resulta tremendamente seductor, adecuadamente asocial y conserva esa relación algo ambigua y siempre latente con su fiel Watson, aquí potenciada por el hecho de que, esta vez, su ayudante e inquilino de Baker Street, porte los rasgos de Jude Law, convertido casi en un sosias del propio Conan Doyle como testigo de las andanzas de su personaje.

Con una historia que casi podría salir de alguno de los volúmenes de la novela gráfica «La liga de los hombres extraordinarios» (no confundir con la horrorosa película) surgida de la mente de ese visionario que es Alan Moore, y que sirve para incorporar todos los ingredientes de los relatos policíacos y de terror que tienen su escenario en el Londres victoriano, la película ofrece una dosis justa de entretenimiento, una cinta palomitera que se ve con suficiente interés para olvidarla prácticamente con la misma rapidez, sin que por el camino ninguna neurona haya quedado demasiado dañada.

Con una producción de primera (la reconstrucción de la capital del Imperio Británico en el momento de su auge es de las que suponen un espectáculo en sí mismo) y las suficientes dosis, casi paródicas, de la archifamosa capacidad deductiva de Holmes (merece destacarse la escena de su viaje encapuchado), la cinta se beneficia además de la presencia de uno de los mejores actores británicos del momento, Mark Strong, como el villano de una función que, si a algo aspira, es a ser degustada con un buen bol de palomitas y la más desprejuiciada de las actitudes. Porque se puede discutir, a la vista del resultado, si lo que pensaba Conan Doyle a la hora de escribir sus aventuras distaba mucho de lo puesto en pie por Guy Ritchie, pero no es menos cierto que al menos «Sherlock Holmes» es un entretenimiento lleno de aventura, con toques eficaces de humor y un guión lo suficientemente liviano como para que sólo haya que lamentar detalles como lo quizá ligeramente decepcionante de su conclusión. O sea que reflexión cero, pero sin olvidar que muchos de los hoy clásicos de las aventuras y el entretenimiento (con el venerable Indiana Jones a la cabeza) ofrecían el mismo encefalograma plano a la hora de trascender más allá de la persecución, la pelea o el giro de guión correspondientes. Y Guy Ritchie se revela como un alumno aplicado de esa escuela: no el primero de la clase, pero sí de los que consiguen pasar curso.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Escenas de «Sherlock Holmes» – Copyright © 2009 Warner Bros. Pictures, Village Roadshow Pictures, Silver Pictures y Wigram Productions. Fotos por Alex Bailey. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir