Síguenos

«Sicario»: Cuidado con el picante

Críticas

«Sicario»: Cuidado con el picante

Denis Villeneuve nos sumerge en la sucia guerra contra el narcotráfico con un thriller de acción que puede resultar anecdótico en su base, pero que luce una potencia y una fluidez visual y narrativa que elevan el conjunto hasta atenazar al espectador.

Los cárteles mexicanos están cada vez más enraizados en territorio USA. Un grupo especial tiene la misión de detener su avance imparable; dentro de ese escuadrón de elite, un nuevo fichaje, Kate (Emily Blunt), que llega endurecida tras su experiencia como miembro de los FBI. Suerte, chica. Todos sabemos que la barrera intangible que se separa la actuación legal de la que no lo es ya no existe en la guerra Gobiernos vs. Drogas; es más, al margen de discusiones éticas mayores, todos sabemos que la guerra nunca va a terminar. Así que es lógico que se haya convertido en un subgénero cinematográfico propio, que tiene un nuevo ejemplo en «Sicario», con el estupendo Denis Villeneuve a los mandos.

Sicario

«Aprende, para eso estás aquí». Y Villeneuve es estupendo por lo que sigue demostrando aquí, con este thriller de acción que supone su mayor paso en Hollywood: un genial dominio de la técnica y la narrativa cinematográfica. Como en trabajos anteriores, una pátina de horror empapa la propuesta, una fábula palpable ambientada en un mundo de claroscuros tendente al negro absoluto, en el que la moral, a veces forzosamente, a veces no, desaparece casi totalmente intenciones aparte. Cierto es que la historia que firma el debutante Taylor Sheridan puede percibirse como anecdótica en su conjunto, pero el plano técnico es bárbaro, consciente, tan crudo como puro, elevando enormemente el material sobre el que reposa.

Sicario

Además, tener a una fantástica Emily Blunt al frente del elenco es todo un acierto: veraz, reconocible, emocional, su rostro y su mirada reflejan perfectamente las dudas de quien se sabe en la boca del lobo por mucha atención que trate de prestar a lo que pase a su alrededor. Rodeada de dos fieras sibilinas como son Benicio del Toro y Josh Brolin -que se lo pasa estupendamente dando vida al brutalmente cercano Matt Graver-, se convierte en los ojos y oídos de un espectador que quiere ver, saber y estremecerse ante la suciedad que le lanzan a la cara, pero que al tiempo preferiría poder dejar de mirar, de sentirse cómplice involuntario de los que se supone velan por nosotros. Todo es mentira, ya lo sabéis. A disfrutar…

Calificación: 8/10

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir