Síguenos

«Siete almas»: El amor y la muerte llaman a la puerta

Críticas

«Siete almas»: El amor y la muerte llaman a la puerta

Gabriele Muccino continúa su aventura americana y lo hace de nuevo con Will Smith como protagonista y productor, después de haber rodado juntos «En busca de la felicidad». Poco le queda al italiano del estilo y la frescura que respiraba «El último beso». Ahora, en «Siete almas», vemos que se ha hecho totalmente al modo hollywoodiense de hacer cine. En realidad, aquí el actor vuelve a ser el corazón y el rostro que sostienen toda la trama, que parte de un profundo sentido de culpa para estar continuamente mirando a la muerte e inundarlo todo de mucho amor y más de una lágrima. Esa es la historia de este melodrama que comienza de manera impactante cuando el protagonista pide una ambulancia para alguien que se ha suicidado y, cuando por teléfono le piden que diga de quién se trata, responde que él mismo. Un inicio fuerte y seco, un arma de doble filo que, sin embargo, se vuelve en contra al hacer la cinta previsible en su desarrollo y adelantar un desenlace que busca cerrar la historia de manera circular… y americana.

Ampliar imagen

Tras los títulos de crédito iniciales, asistimos desconcertados a un panorama enigmático y a unas situaciones increíbles, donde se desconoce la identidad del protagonista, Ben Thomas, y mucho más sus móviles para ir entrando en la vida de desconocidos y ofrecerse incondicionalmente a ayudarles justamente en lo que más necesitan: trasplantes, donaciones, compañía, apoyo para librarse del maltrato doméstico… todo sin saber el porqué ni las pretensiones reales de esa alma atribulada. Durante casi la mitad del metraje, la información se dosifica tras el cuestionable comienzo, y sólo el interés por desentrañar el quid de la cuestión empuja al espectador a seguir atento a cada detalle del guión. Con el primer flashback y recorte de prensa, todo se aclara y el drama se desinfla, y a partir de ahí la historia echa a rodar de manera irremediable y necesaria. Todo lo dicho hasta ahora es compatible con que la película esté bien rodada, montada e interpretada, dentro de los márgenes de lo correcto y lo artesanal —pero no mucho más—, así como de los cánones americanos.

Ampliar imagen

Como decíamos, estamos ante un vehículo entregado a Will Smith, para bien y para mal. Omnipresente en el relato, desde sus ojos contemplamos cada uno de los dramas personales de esas siete almas. La octava es la suya, pero de ella no podemos contar nada porque tiene su propio pasado (y puesto que su futuro ya nos ha sido desvelado en el primer minuto). Su expresividad y repertorio de gestos permite a la historia discurrir entre lo áspero y cruel, y lo romántico y emotivo, dejando por medio algunos momentos de buen humor en su papel de inspector de Hacienda. El formato es el propio del melodrama televisivo americano, sin alardes visuales ni cinematográficos que hablen de un autor detrás de la cámara, y sin otro objetivo que distraer y hacer llorar al público que se deje arrastrar por la música o la historia. Por eso gustará a quien vaya con disposición y conformismo para con lo convencional, pero no a quien espere nada fuera de lo común. Quizá sobren algunos minutos y un final explícito, pero son marcas de la casa que tomamos o dejamos.

Ampliar imagen

De fondo, la historia de culpa y redención de un hombre bueno que busca ayudar a otros hombres buenos, de quien esconde algo en un corazón sangrante y se niega a abrir su alma y compartir sufrimientos. La historia de amor que mantiene con Emily —buen trabajo de Rosario Dawson—, una joven con problemas cardíacos, es la más desarrollada y abre una interesante perspectiva sobre el amor cuando le dice que le agradece todo lo que ha hecho por ella, pero que si no quiere responderle a las preguntas sobre su vida, si no quiere dejarse ayudar… adiós muy buenas. Ella, como su perro gran danés, busca no sólo que la quieran, sino querer y ayudar, porque sólo entonces, cuando hay esa comunicación, se puede dar realmente el amor. Así lo entiende Ben, aunque el futuro no será nada fácil. En definitiva, una entretenida película para un público amplio que no exija demasiado, donde el amor y la muerte se mezclan y confunden, donde se pueden echar algunas lágrimas si uno se deja llevar.

Calificación: 5/10

En las imágenes: Escenas de «Siete almas» – Copyright © 2008 Columbia Pictures, Relativity Media, Overbrook Entertainment y Escape Artists. Fotos por Merrick Morton. Distribuida en España por Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir