Síguenos

Críticas

«Silent Hill: Revelation 3D». Yo no voy

Desastrosa de principio a fin y a todos los niveles, una propuesta que se limita a rescatar los mejores elementos de su predecesora sin aportar nada bueno a lo que podría haber sido una franquicia verdaderamente estimable. Vaya mojón.

Tras perder a su mujer en extrañas circunstancias, Harry (Sean Bean) y su hija (Adelaide Clemens) siguen tratando de escapar de la Orden que reclama su regreso. No es fácil huir de ellos y mantener la cordura. Una de las grandes pautas del fantástico, ampliamente admitida y potenciada por sus seguidores, es el continuismo formulista; si algo funciona, se convierte en franquicia con una facilidad casi imposible de imitar por el resto de géneros. Y “Silent Hill” (2006), para quien esto firma un fascinante ejercicio de generación de atmósferas y clímax permanentes, despertó interés suficiente como para que parte de sus responsables ─los productores, básicamente─ hayan decidido seguir adelante con este mojón insufrible.

Adelaide Clemens en "Silent Hill: Revelation 3D"

«Me están llamando». Porque eso es “Silent Hill: Revelation 3D” (ver clip v.o.), una de las mayores fantacastañas del siglo XXI a cargo de Michael J. Basset, un cineasta que no acaba de ofrecer algo potable a pesar de llevar ya cuatro largos tras las cámaras. Aquí se limita a coger lo mejor de su predecesora ─el pueblo, sus habitantes, la paleta cromática de grises y marrones, la banda sonora─ para articular junto a Laurent Hadida una memez en la que no es que no pase nada, es que sencillamente nada tiene interés ni sentido alguno, menos aún desde una dirección simplemente denunciable, una edición sonrojante y un uso de la tecnología tridimensional que cabalga entre lo enervante y lo paupérrimo. Sin más.

Fotograma de "Silent Hill: Revelation 3D"

Desastrosa de principio a fin, “Silent Hill: Revelation 3D» abandona lo que podría hacerla interesante ─su quietud, su tristeza, su languidez, su sensación de inevitabilidad─ en aras de un deambular estructural que no hace sino ridiculizar la visión general de sus acontecimientos y participantes. Superado un arranque obviamente pesadillesco, Adelaide Clemens y un penoso Kit Harington se limitan a ir de aquí para allá despertando al principio sentimientos contradictorios en el espectador, unas impresiones que rápidamente tornan en una defensa férrea de Pyramid Head ─siempre imponente─ y sus divertidamente homicidas intenciones. Llueve ceniza sobre las conciencias de los responsables de este subproducto.

Calificación: 1/10

Imágenes de “Silent Hill: Revelation 3D” © 2012 Davis Films y Sony Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading

Busca tu película

Subir