Síguenos

«Sin compromiso»: Ha muerto la comedia

Críticas

«Sin compromiso»: Ha muerto la comedia

Ficha película Sin compromisoSinopsis Sin compromisoCartel Sin compromisoImágenes Sin compromisoTráiler Sin compromisoEscenas Sin compromisoEntrevistas sobre Sin compromiso
Previa estreno Sin compromisoCríticas Sin compromisoComentarios Sin compromiso

Predecible, convencional y sin gracia, la película pretende ser atrevida pero termina convirtiéndose en una típica comedia romántica que, eso sí, se sustenta en la siempre encantadora presencia de Natalie Portman.

Ivan Reitman nunca ha sido un cineasta de un talento especialmente destacable. De hecho, de su filmografía tan sólo rescataría un título: la entretenidísima «Los cazafantasmas» (1984). No voy a negar que algunas de sus películas resultan visibles, caso de «Dave, presidente por un día» (1993) o varias de sus colaboraciones con Arnold Schwarzenegger, pero la mayoría de ellas presentan una calidad que se aproxima a la del aprobado justito, de ahí que no permanezcan en el recuerdo del gran público. Además, al cineasta tampoco le ha sentado muy bien el nuevo siglo desde un punto de vista comercial, algo que ha cambiado gracias a «Sin compromiso» (sus recaudaciones han rebasado los 70 millones de dólares sólo en los Estados Unidos, una cifra que no está mal si nos atenemos a su comedido presupuesto).

Emma y Adam coinciden a lo largo de los años en una serie de momentos muy puntuales (todo ello es relatado en una introducción completamente innecesaria). Ya en el presente, y en otro de esos encuentros casuales, toman la decisión de acostarse sin que ello suponga que se comprometan a mantener una relación duradera. Y es que ella no cree en este tipo de ataduras, si bien todo se complica cuando él finalmente se enamora de la joven. Tras tan manido argumento, pues ya lo hemos visto en no pocas producciones estrenadas en los últimos años, se esconde una propuesta convencional, insulsa y carente de gracia que aglutina todos los defectos de la comedia contemporánea. Los pasajes y los diálogos supuestamente atrevidos se introducen de manera forzada, de tal modo que terminan por convertirse en un desesperado intento de llamar la atención del espectador por parte de los responsables del filme.

Asimismo, la cinta, que cuenta con una sosa puesta en escena, no presenta sorpresa alguna en su desarrollo, desinflándose su «osadía» en una conclusión muy previsible. La relación de los personajes principales, interpretados por una radiante Natalie Portman y un Ashton Kutcher que nos deja indiferentes, se ve interrumpida por un grupo de secundarios que no aportan nada al relato. Como prueba de ello ahí están el padre (Kevin Kline) que le «roba» la novia a su hijo, el doctor (Cary Elwes) que apenas dice nada en todo el metraje o, cómo no, los desdibujados amigos o compañeros de trabajo de turno. Entre estos últimos se halla la atolondrada Lucy, a la que da vida Lake Bell, una de las actrices de «Boston legal». Si de verdad quieren reírse con un humor inteligente, audaz y repleto de chistes sexuales, les recomiendo que le echen un vistazo a dicha serie de televisión. Créanme, notarán la diferencia…

Calificación: 4/10

En las imágenes: Fotogramas de “Sin compromiso”, película distribuida por Paramount Pictures Spain © 2011 Paramount Pictures, Cold Spring Pictures, Spyglass Entertainment y Montecito Picture Company. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir